Hacinamiento en las cárceles del país / Foto AFP

http://media.rcn.com.co/audios/rcnradio/CindyInpec.mp3 La Defensoría del Pueblo presentó el amparo constitucional para proteger los derechos de los detenidos. El Consejo Seccional de la Judicatura de Bogotá ordenó al Instituto Penitenciario y Carcelario (Inpec) trasladar, en un plazo de un mes, a todas las personas que permanecen  recluidas en Unidades de Reacción Inmediata (URI) y Estaciones de Policía de la capital. La decisión judicial concedió la solicitud de amparo constitucional que había presentado la Defensoría del Pueblo para proteger los derechos de las personas recluidas en las URI y Estaciones de Policía de Bogotá. "Al director del Inpec, en un término improrrogable de un mes, contado a partir de la notificación de esta decisión, aplicando la regla de equilibrio decreciente, procederá a trasladar a las personas cobijadas con medida de aseguramiento de detención preventiva en establecimiento carcelario y las condenadas que permanecen en las URI y Estaciones de Policía, a los centros penitenciarios donde deben permanecer o a sus domicilios si tienen detención domiciliaria", señala el fallo de tutela conocido por RCN La Radio. Además, la decisión del Consejo Seccional de la Judicatura de Bogotá, da un plazo de tres meses al Ministerio y Secretaria de Salud, al Inpec, a la EPS Caprecom y a la Alcaldía de Bogotá para diseñar un plan estratégico que permita superar la crisis de las URI y Estaciones de Policía. El fallo ordena a estas instituciones crear mesas de trabajo para adoptar las "determinaciones necesarias prioritarias y efectivas para conjurar la grave situación que afrontan las personas privadas de la libertad en URI o Estaciones de Policía de esta ciudad".

Esta es la sentencia del Consejo Seccional de la Judicatura de Bogotá by Paola Medellín