El concejal de Bogotá Jairo Cardozo advirtió que el metro elevado, cuya financiación será garantizada por el Gobierno nacional en los próximos días, no cuenta aún con estudios para hacerlo realidad. Cardozo dijo que hasta ahora no existe ingeniería de detalle para el proyecto, lo que indica un riesgo para la viabilidad del proyecto. "Nos parecen un tanto irresponsables los anuncios, generando unas expectativas sobre una obra que no cuenta con estudios de ingeniería de detalle y que en consecuencia no sabemos si realmente es viable o no es viable con los cronogramas que han sacado", dijo. Añadió que la ciudad podría perder más de 70 mil millones de pesos invertidos en la ingeniería de un metro subterráneo. "Nos parece muy grave que se boten a la basura físicamente los 70 mil millones de pesos de la administración anterior para el metro subterráneo y que ahora se esté hablando de 30 mil millones de pesos (todos sabemos que los sobrecostos vienen después), para establecer si este nuevo metro es viable o no, estudios de suelo, capacidad y resistencia de la estructura de un metro pesado aéreo", dijo el concejal. En contraste, el presidente del Concejo, Roberto Hinestrosa, aseguró que el metro está cada vez más cerca de convertirse en una realidad viable para la ciudad. "La garantía del metro elevado es la garantía de un metro posible que se puede hacer en el corto plazo, que va a gastar menos energía, que va a transportar a 1 millón de personas diarias a una velocidad de 40 kilómetros por hora incluyendo las paradas, que es una velocidad altísima en los metros internacionales", sostuvo Hinestrosa. Enfatizó además en que un metro subterráneo acarrea riesgos en su construcción mucho mayores al metro elevado. "Yo creo que el metro elevado tiene un costo inferior y al mismo tiempo tiene la posibilidad de controlar los costos, una de las grandes dificultades del metro subterráneo es los sobrecostos, muchas veces se pasa del 100%, 200% o 300%, muchas obras del metro en el mundo se han cerrado porque los sobrecostos son altos y no tienen cómo financiarse", puntualizó. En una posición intermedia está el concejal Antonio Sanguino del Partido Verde, quien coincide en la necesidad de que Bogotá tenga metro, por lo que resaltó el anuncio de su financiación. "No se puede seguir aplazando indefinidamente una obra que es vital para fortalecer y consolidar el sistema de transporte de la capital, el metro tiene que ser el eje, la columna vertebral del Sistema Integrado de Transporte, y el metro no se puede hacer sin el concurso del Gobierno nacional y el gobierno Distrital", dijo Sanguino. Con respecto al debate sobre qué tipo de metro se debe construir, advirtió que ese no es asunto de políticos, sino de ingenieros. "Si la obra debe ser un metro subterráneo o un metro elevado es un asunto que resuelven los técnicos y debe ser resuelto técnicamente", finalizó. La administración debe presentar ante el Concejo un nuevo proyecto que permita viabilizar los dineros para un metro elevado, ya que el Concejo aprobó en el pasado dichos dineros pero para u proyecto de metro subterráneo.