Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

camibarra
Clase a la calle / Estudiantes en el parque de los Hippies
Clase a la calle / Estudiantes en el parque de los Hippies
Inaldo Perez

El martes 3 de diciembre varios profesores de la Universidad de los Andes se reunieron en el Parque de los Hippies, en Bogotá, entre las 10:00 de la mañana y las 6:00 de la tarde para dar clases al aire libre sobre los puntos discutidos en el paro nacional, como la reforma tributaria, los retos de la educación y el futuro del medio ambiente

Conozca también: ¿Qué hacer para mejorar la educación en Colombia?

Este ejercicio hace parte de la iniciativa ‘Clase a la Calle’, que tuvo origen en el año 2016 cuando estudiantes y educadores de la Universidad de los Andes quisieron abrir un espacio académico para hablar sobre el plebiscito por la paz. 

“De casualidad ayer (martes) fue más de la Universidad de los Andes. Pero hemos tenido participación de profesores de la Nacional, Javeriana, Rosario, Jorge Tadeo Lozano, Externado, Pedagógica y Distrital, entre muchas otras”, explicó Ana María Otero, maestra de los Andes y participante en esta iniciativa.
 

Audio

[AUDIO] Ana María Otero, maestra de U. de los Andes y participante en "Clase a la Calle".

0:27 5:25

Desde ese momento han hecho cientos de cátedras ambulantes en diversos espacios de la capital para tratar temas de coyuntura nacional. “Esta es la primera vez que lo hacemos en el parque de los Hippies, pero ha tenido lugar en la Plaza de Bolívar, en la Biblioteca Luis Ángel Arango, en el Park Way y en frente del Museo Nacional”, indicó la profesora Ana María.

Este proyecto ha permitido que personas de toda Bogotá, con diferentes edades y condiciones socioeconómicas, puedan participar en espacios educativos abiertos y gratuitos. Los profesores abordan temáticas de la actualidad nacional a través de disciplinas que van desde economía e ingeniería, hasta derecho, filosofía y arte.

Ana María asegura que ‘Clase en la Calle’ ha sido un espacio de aprendizaje también para los maestros, porque “cuando uno está en el salón tiene controlado a su público, mientras que en la calle uno de los retos es que la gente se va sumando a la clase y hay que manejar posturas variadas y públicos diversos”.

“Parte de lo que se ha aprendido en el camino es dar unas reglas de juego muy generosas, decir que se puede escuchar y participar, pero también se tiene que respetar el espacio”, expone.

Además, esta iniciativa les ha permitido a los docentes hacer una autocrítica de su trabajo y avanzar hacia nuevos métodos educativos, porque “hay muchos que se acostumbraron a usar el tablero o el Power Point. Entonces hemos buscado alternativas para generar dinámicas menos catedráticas, como hacer talleres y buscar herramientas en línea para pasar las presentaciones en la calle”.

Le puede interesar: Las lecciones que dejó 'la clase a la calle' de la Universidad de Los Andes

De acuerdo con Ana María, las clases al aire libre les ha permitido comprender que aún falta abrir más las universidades porque “el conocimiento es para compartirlo y la finalidad de una universidad es precisamente esa”.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.