La Secretaria de Seguridad de la Alcaldía de Bogotá indicó que sancionará hasta con la cancelación de la línea telefónica a los bromistas que constantemente se comunican con el número de emergencia 123.

De acuerdo con el Código de Policía y Convivencia hacer una broma a cualquier línea de emergencias en Colombia es un comportamiento que constituye una multa tipo 4, la cual para 2018 tendrá un valor de 833.312 de pesos.

El Distrito, en conjunto con empresas de telefonía pondrán en marcha el protocolo de actuación por uso inadecuado del Número Único de Seguridad y Emergencias NUSE 123 que contempla ese tipo de sanciones.

En 2017, la línea de emergencias 123 de Bogotá recibió en total 11.060.597 llamadas: de las cuales 2.619.039 fueron llamadas de emergencia y 8.441.558 llamadas falsas.

Se estipula que hay una llamada broma cuando:

-Una persona llama deliberada y repetitivamente a la Línea 123 y reporta una emergencia que no existe.

-Se efectúan burlas a los operadores de la línea 123 congestionando innecesariamente la línea de emergencias y negando así la posibilidad de atender casos reales.