Cargando contenido

Foto: Archivo Colprensa



Frente al aumento de la percepción de inseguridad en Bogotá, el secretario de Seguridad de Bogotá, Daniel Mejía, aseguró en RCN Radio que la decisión que toman los jueces sobre los delincuentes debe ser proporcional al daño que han causado para evitar que se siga presentando estos casos de reincidencia.

"Tenemos que dejar de ver los atracos como hurto simple y un delito menor. Aquí tenemos que dar un tratamiento
penal más duro al asalto a mano armada", indicó.

(Lea también: Se entregó sujeto que disparó contra mujer embarazada en Bogotá)


 

Bogotá tiene cerca de 19.000 policías para una población que ya supera los 8 millones de habitantes. Sin embargo, desde el Distrito advierten que para que haya más seguridad se requiere fortalecer a la Institución con cerca de nueve mil nuevos uniformados.

En diálogo con RCN Radio, el secretario de Seguridad de Bogotá, Daniel Mejía indicó que el aumento del pie de fuerza es una decisión estructural de Gobierno Nacional, “necesitamos aún más policías de inteligencia y el pie de fuerza de policía es una decisión estructural”.

En este sentido afirmó que pese a la ola de atracos que se han presentado en la ciudad se han dado los resultados con la captura de los responsables de estos actos delictivos.

“Aquí se han tomado una serie de medidas con mayor pie de fuerza e inteligencia y ya se empezaron a ver las capturas, por ejemplo a diferencia de lo que dice la gente, el menor de edad que asesinó a otro menor por quitar a una bicicleta ya está en manos de las autoridades competentes”, explicó.

Mejía afirmó que quienes participaron en el atraco a una mujer embarazada en el barrio Los Rosales de Bogotá ya están capturadas.

“La persona que disparó a la mujer embarazada se entregó por presión de las autoridades, la versión que tenemos es que la mamá de esa persona al darse cuenta que la mujer de 31 años quedará con una lesión de por vida, lo entregó a las autoridades”, reseñó.

Considera que es preocupante que un escolta que pertenece a la Unidad Nacional de Protección (UNP) esté metido en líos judiciales por tratar de proteger a una mujer que iba a ser atracada en la calle 106 con Autopista Norte.

“De todas maneras es una persona que estaba protegiendo a otra persona contra delincuentes. Esto no se puede ver como un hurto simple y un hurto menor y aquí tenemos que darle un tratamiento mucho más duro y no tan garantista”, afirmó el Secretario de Seguridad.