La Concejal Gloria Stella Díaz del Movimiento político MIRA, denunció que a predios del borde oriental - vía a la Calera, el Distrito les aumentó el predial un 1800%, pasando en algunos casos de un impuesto de $64.000 a $1.275.000.

Según esta denuncia, la Hacienda Distrital castiga los predios con la tarifa más alta de impuesto predial por no estar construidos, sin embargo, estos no tienen licencia para hacerlo por no tener disponibilidad legal de acueducto ni alcantarillado.

"No tiene presentación que el Distrito se haya demorado en la legalización de estos barrios, que por esto no tienen servicios de agua y alcantarillado, lo que no les permite licencias para construir y además se les está aplicando la tarifa más alta porque los consideran lotes de engorde", sostuvo la concejal Díaz.

Agregó que "aquí se están metiendo las manos al bolsillo de las personas de una manera tan arbitraria y son personas de estrato 2, ¿cómo pretenden que paguen esas tarifas de predial si ni siquiera tienen servicios públicos?".

Por esto, desde el Concejo de Bogotá se llamó la atención a la Administración por "ser más rápida para cobrar el predial que para normalizar los barrios”.

Lo que se le está solicitando a la Administración por el momento es que hasta tanto no se brinden los servicios públicos por parte del Distrito y se normalicen los barrios, no se les cobre a los habitantes tarifas más altas del predial.