Cargando contenido

Diego Alcides Torres, experto en transporte, asegura que el SITP Provisional genera informalidad y una competencia desleal para el sistema.

Buses del SITP
Buses del Sitp. Imagen de referencia.
Transmilenio

Una grave denuncia fue hecha por el experto en transporte Diego Alcides Torres Castro, quien aseguró que al interior de SITP se vive una profunda crisis económica que afecta, entre otras cosas, los procesos de operación del sistema

De acuerdo a Torres, uno de los puntos que más agudiza la grave crisis es la cantidad de colados que se registra a diario que puede superar las 800 mil personas.

Lea también: La multa que deberán pagar los conductores por invadir carril del SITP en la Av. Boyacá

“La demanda que se proyectó en el 2009 era de 2 millones 200 mil pasajeros diarios que debería movilizar el sistema, hoy en día se están movilizando alrededor de un millón 400, es decir, se está movilizando un 70 por ciento de esa demanda proyectada”, explicó.

Otro de los aspectos que se ha convertido en una amenaza es la figura del SITP Provisional, que continúa siendo la extensión del transporte público colectivo que era el anterior sistema.

“Algo gravísimo en este tema es que el recaudo del SITP provisional va a los bolsillos de los dueños de esos buses y no entra al sistema, porque no tiene recaudo centralizado, es decir, las personas que utilizan el SITP Provisional pagan en efectivo o sencillamente pagan una tarifa inferior porque los dejan subir por la parte de atrás”, dijo Torres Castro.

Le puede interesar: Distrito y operadores de Sitp firman compromiso para salvar operación en 2019

La tarifa por kilómetro es un tercer asunto que preocupa al experto, teniendo en cuenta que a los concesionarios se les paga por kilómetro recorrido que hagan durante el día y hoy no se cumple con el objetivo.

“En la licitación se estimó que los buses del SITP iban a andar a una velocidad aproximada de 20 kilómetros por hora y la realidad es que hoy andan entre 10 y 12 k/h, lo que está generando un hueco financiero enorme porque al andar menos velocidad hacen menos kilómetros y al hacer menos kilómetros los concesionarios tienen menos remuneración”, dijo.

Diego Torres explica que es por eso que se ven muchos buses afectados y el sistema es cada vez más deficiente porque los concesionarios no tienen formas de pagarles a sus proveedores el mantenimiento de los vehículos.

Lea también: Bus del SITP se incendió en Kennedy

“No tienen el flujo de caja para pagar el combustible, no tienen dinero para pagar el mantenimiento de los vehículos, muchos están apretados con la nómina y las prestaciones sociales”.

La crisis es tal, asegura Torres, que de nueve concesionarios que operan el sistema dos están liquidados, de los siete restantes tres se encuentran cobijados con ley de insolvencia económica y los cuatro que quedan tienen serios problemas económicos.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido