Cargando contenido

Según el sindicato de esa entidad las jornadas laborales superan las 18 horas y los contratos son tercerizados.

Protestas de escoltas de la UNP
RCN Radio

Luego de las denuncias que han trascendido en contra de la Unidad Nacional de Protección (UNP) por parte de algunos de los escoltas, el Sindicato Nacional de esta entidad (Sintraunp) se ha pronunciado y ha advertido que los trabajadores están sometidos a extensas jornadas laborales, tercerización de los contratos y amenazas de despidos. 

Según Giovanny Gallo, presidente de Sintraunp las jornadas laborales de los escoltas en algunos casos superan las 18 horas.  

“Hay extensas jornadas laborales dentro del programa de la UNP que superan las 18 horas diarias, dónde un escolta descansa cuatro o cinco horas y tiene que volver a retomar su jornada”. 

En contexto¿Cuántos escoltas mantiene realmente Néstor Humberto Martínez?
 
Gallo aseguró que las extensas jornadas son frecuentes en la subdirección especializada encargada de proteger a los exguerrilleros de las FARC, pero que también se reportan casos en las otras divisiones de la UNP.  

“Hay escoltas por ejemplo, que conducen desde la ciudad de Barranquilla hasta Bogotá en un solo turno dándole toda la noche o todo el día si es el caso y llegan a Bogotá y tienen que seguir laborando normalmente”, agregó el sindicalista.  
 
Según Gallo, esta situación genera que los guardaespaldas no presten su servicio de manera adecuada puesto que el cansancio los hace vulnerables ante las posibles situaciones de peligro, poniendo en peligro también a las personas protegidas.  

“Hay varios que se han quedado dormidos y han muerto en accidentes de tránsito durante estos episodios (…) nosotros llamamos a la UNP a que regularice este tipo de actos que van en contravía de los derechos laborales”, añadió el presidente del Sindicato.  

También lea: Líderes sociales que tienen escoltas pero andan en transporte público

El escolta también explicó que en algunas ocasiones no tienen derecho a horas fijas de almuerzo y deben esperar por largo tiempo a que el protegido llegue a su hogar para poder salir a almorzar.  

Otro de los problemas que le preocupa al sindicato es la tercerización laboral “Este es el caso de Sevicol Limitada, una empresa operadora de la UNP donde ellos dicen que manejan la parte social, pero de parte social no vemos nada”, dice Gallo.  

Le puede interesar: Policía investiga supuesto ataque contra un excombatiente de las Farc
 

Por otra parte, denuncian que han sido amenazados con ser despedidos “en este momento tenemos tres candidatos a diferentes concejos de ciudades o municipios del país, la gerente me dice que estos escoltas no pueden seguir trabajando porque están ocupando dos posiciones, ellos apenas son unos aspirantes, no se le puede vetar el derecho a elegir y a ser elegidos”, aseguró el sindicalista.  

Y aclaró que en estos casos no aplica la restricción para funcionarios públicos puesto que su contrato no es directamente con la UNP sino con una empresa que le presta servicios a esa entidad.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido