Los ciudadanos denunciaron que en inmediaciones a las URI, establecimientos de detención transitorios, los delincuentes que tienen antecedentes penales que recobran la libertad están realizando hurtos en zonas residenciales.

En ese sentido en la localidad de Engativa, en el barrio Santa Helenita en el occidente de la capital de la República, en donde se encuentra la URI de la Granja, los habitantes del sector dieron a conocer en diálogo con Rcn Radio, que se ha recrudecido la inseguridad, ya que los reincidentes que salen libres están atracando a las personas.

“Hace varios días unos tipos se entraron a una casa y se llevaron varios elementos de valor además de bicicletas, la vez pasada también a una niña le robaron el celular”, sostuvo una ciudadana.

También los comerciantes del barrio Santa Helenita denunciaron que la inseguridad se disparó en un 100%, por lo que solicitaron a la Policía Metropolitana de Bogotá reforzar la seguridad en la zona.

“Le hacemos un llamado a las autoridades para que no nos dejen solos y atiendan la problemática de este barrio”, recalcó un comerciante.

Cabe recordar que la Personería de Bogotá denunció en su momento que más de 600 personas que se encuentran detenidas en las Estaciones de Policía y Unidades de Reacción Inmediatas (URI), durante varios meses, están hacinadas en esos centros de detención transitorios.