Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Abuso a una mujer en Embajada de Caracas en Grecia.
Abuso a una mujer en Embajada de Caracas en Grecia.
Nino Carè en Pixabay

RCN Radio conoció varios testimonios que acusan al intendente de la Policía Nacional Walter Javier Martínez Melo adscrito al Comando Especial de Soacha de presuntamente haber abusado sexualmente de al menos dos mujeres auxiliares de la institución. Las respectivas denuncias ya fueron interpuestas ante la Fiscalía General de la Nación y el caso es de pleno conocimiento por parte de la Policía. 

No obstante, los familiares de las víctimas denunciaron presiones por parte de altos mandos de la Policía para que el caso no fuera revelado a la opinión pública. 

Martínez Melo se desempeñaba como comandante de los auxiliares de Policía y según los testimonios habrían más víctimas que no han querido denunciar los abusos en su contra por temor y amenazas del uniformado.

En contexto: Envían a la cárcel a capitán de la Policía por abusar de una patrullera en Barrancabermeja

El primer caso conocido por este medio de comunicación es el de Lina* una joven humilde que vive al sur de Bogotá y cuyo sueño era ingresar a la Policía para ser patrullera, motivo por el cual decidió incorporarse como auxiliar bachiller para obtener un descuento al momento de hacer el curso de incorporación.  

Según consta en la denuncia interpuesta ante la Fiscalía conocida por RCN Radio y el testimonio entregado por la madre de la joven, el intendente Martínez Melo acosó en varias ocasiones a la joven con comentarios soeces y la presionó para accederla sexualmente mediante promesas de permisos y otros beneficios, aprovechando su posición como encargado de los auxiliares bachilleres.

La madre de Lina* asegura que en una ocasión el intendente Martínez acudió a engaños para llevarla a ella y a una compañera a un hotel en el sector de Bosa, al sur de Bogotá. 

"Resulta que un día él (Martínez) les dijo a ellas que sí se iban a tomar algo, ellas no vieron nada malo, pero después él les dijo que todo estaba cerrado y que entonces se tomaran algo en un hotel y él se llevó a otro muchacho, un auxiliar. Finalmente en el hotel no pasó nada y él se fue bravo porque ellas no le habían querido cumplir", manifestó la madre la joven. 

Ante la negativa de las jóvenes a tener relaciones sexuales con el uniformado, éste habría iniciado un permanente acoso laboral, extendiendo los horarios de trabajo y negando todo tipo de beneficios.  

"...Él empezó a doblarlas, a hacerles mala cara, a dejarlas de últimas y les decía que era porque ellas no habían querido cumplir, pero que si ellas accedían les daba lo que pidieran y lo que quisieran, un permiso o cualquier cosa", denunció la madre de la joven. 

"Las tenía presionadísimas, las dejaba hasta las 4:00 ó  5:00 de la tarde, o de pronto les decía que de 6:00 a.m. a 2:00 p.m. y volvían a las 10:00 de la noche hasta las seis de la mañana. Y Lina* me me decía que casi siempre que ella le tocaba de noche, él estaba ahí con ella", dijo la madre de la joven. 

La denuncia indica que el abuso sexual se cometió al interior de las instalaciones policiales en una ocasión que la joven pidió permiso para salir a las 9:00 p.m. momento en el que Martínez forzó a Lina* a practicarle sexo oral en uno de los baños. 

"Ella dice que él la agarró de la mano y la jaló para el baño, allá se encerró (...) Después ella se puso a llorar, además le dieron ganas de vomitar, y él le decía que no porque iba a llorar luego, luego le dijo grotescamente retírese, váyase", aseguró la madre de Lina*. 

La familiar de la víctima indicó que la Policía no ha querido reconocer el caso como una violación sino como un acoso laboral, al parecer el intendente Martínez siempre forzaba a sus víctimas a realizar la misma práctica, motivo por el cual en los exámenes de Medicina Legal no queda constancia de un acceso carnal violento. 

"... Mi hija psicológicamente está muy mal, ellos (la Policía) le decían que por qué la otra niña sí lloraba y ella no, y quedó como un acoso porque no hay algo médico que diga sí le pasó esto, pero no, eso fue una violación", agregó. 

La madre de Lina* también aseguró que recibió presiones de la Policía para no hablar sobre el tema ante los medios de comunicación y que a su hija otros auxiliares enviados por Martínez le robaron el celular al interior de la Estación de Policía y en el dispositivo habrían pruebas de los acosos. 

"Ellos (La Policía) están tratando de buscar la forma de que ellas queden mal, independiente como sea él no tenía por qué abusar de su uniforme  ni abusar de las niñas. Yo hablé con un general Gómez (Oscar Gómez, actual comandante de la Región Bogotá, que comprende la capital, municipios de la Sabana y Soacha) y ellos lo único que me pidieron era que por favor que no hiciera público el caso que porque era mejor así para la investigación".

Le puede interesar: Auxiliares de Policía de Barranquilla denuncian que la institución los dejó tirados en Bogotá

El otro caso que conoció este medio es el de Andrea* la auxiliar que acompañó a Lina* al hotel y quien también habría sido abusada bajo el mismo método por el intendente Martínez.

RCN Radio habló con la hermana de la víctima quién manifestó temer por la integridad de su familia, puesto que el uniformado habría investigado varios detalles personales de la joven antes de cometer el abuso. 

"(Martínez) le preguntaba cosas personales, cómo sería de calculador que le investigó la vida a mi hermana, quién era mi papá, quiénes eran los familiares que también habían pertenecido a la Policía, qué hacía mi papá, donde ésta trabajando, dónde vivimos puntualmente, mejor dicho absolutamente todo, el tipo antes de que todo esto pasará fue muy calculador con mi hermana y él las amenazaba con eso".

La familiar de Andrea* también denunció presiones por parte de la Policía para ocultar el caso ante la opinión pública. "Nosotros hablamos con una mayor de Soacha, todos ellos nos manifiestan que es mejor que el tema se maneje bajo perfil, que porque si los medios se enteran pues no sería efectiva la gestión del caso, y que además de eso pues es mejor que nadie se entere".

Según la mujer, su hermana ha sido revictimizada en las indagaciones judiciales puesto que ha tenido que contar varias veces el abuso que sufrió. 

"Mi hermana está muy afectada, a ellas les han tocado días donde les preguntan en indagatoria varias veces el mismo tema, y ella se pone a llorar. Antes de eso, ella decía que no fuéramos a la Estación ni la hiciéramos quedar mal porque de pronto le ponían una negativa entonces uno se asusta, hasta que nosotros supimos porque era que estaba así"

Más información: Policía bachiller fue encontrado con un disparo en la cabeza

Los testimonios recopilados por este medio coinciden en  que habrían más victimas del intendente Martínez que no han denunciado los abusos en su contra por temor a las represalias que pudiera tomar el uniformado. Y que esta práctica sería recurrente en él.

RCN Radio contactó a la oficina de prensa del Comando del Departamento de Policía de Cundinamarca quienes se pronunciaron frente al caso a través de un comunicado de cuatro puntos en donde indican que el intendente Walter Javier Martínez Melo fue separado de su cargo mientras se adelantan las investigaciones disciplinarias y penales.

La investigación penal está a cargo de la Fiscalía General de la Nación a través del CTI, en el documento entregado a este medio, el Departamento de Policía Cundinamarca se compromete a facilitar dichas investigaciones y rechaza las "conductas que se aparten de los lineamientos institucionales". 

*Los nombres de las víctimas fueron cambiados a petición de sus familiares y para proteger la integridad de las mismas. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.