Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

drogas
Foto: RCN Radio

La Fiscalía General de la Nación y el Ejército Nacional desarticularon una red delincuencial señalada de controlar la venta de estupefacientes en entornos educativos y zonas residenciales de la localidad Rafael Uribe Uribe, en el sur de Bogotá.

Los agentes de policía judicial capturaron a nueve personas, entre ellas los jefes de esa organización delictiva conformada en su mayoría por personas de una misma familia, sindicadas de  reclutar a más de 30 expendedores de estupefacientes.

Según la Fiscalía, está red se habría dedicado a reclutar jóvenes consumidores de estupefacientes, adultos mayores, habitantes de calle y desempleados para enseñarles los diferentes métodos de camuflaje de las sustancias, las zonas de venta, la identificación de potenciales clientes y la cantidad exacta que debían portar para pasar como consumidores y no ser capturados por las autoridades.

Lea también: Legalizan capturas de banda que vendía drogas en colegios y universidades

Vigilancias, seguimientos y otras técnicas de policía judicial evidenciaron que la comercialización de la droga se hacía a plena luz del día, en lugares de alta concurrencia incluso en presencia de menores de edad.

En varios vídeos obtenidos por agentes encubiertos se pudo constatar que los jefes de las líneas de distribución de la red, entregaban las dosis de estupefacientes en compañía de sus hijos, mientras se conoció que cada jíbaro recibía cinco papeletas de bazuco y nunca les hacían pagos en efectivo.

Al parecer los integrantes de esta red de tráfico de droga no permanecían en un mismo lugar y tomaban casas en arriendo por poco tiempo, para convertirlas en centros de acopio de sustancias temporales. 

Lea también: La lucha del barrio La Marqueza contra la inseguridad y el microtráfico

Las capturas se hicieron efectivas en  los barrios Molinos, Marruecos, Bochica y San Agustín, en el sur de Bogotá, al igual que en la ciudad de Medellín (Antioquia).

Los nueve capturados deberán responder por los delitos de concierto para delinquir y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes. 

Cabe mencionar que algunos de los detenidos como los hermanos Luis Fernando y Jhon Alexander Muñoz Suancha, suman 30 anotaciones judiciales por tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, porte de armas, elementos cortantes, punzantes o semejantes y consumo de sustancias psicoactivas o prohibidas.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.