La administración distrital dio a conocer que activó un plan de contingencia con camiones adicionales para garantizar el servicio de recolección de aseo en la capital de la República, luego de que un grupo de funcionarios de Aguas de Bogotá realizara un paro.

De acuerdo con el Distrito, durante la toma de la base de operaciones de Aguas de Bogotá se vieron afectados 67 vehículos, según el balance preliminar, lo que representa un daño al bien público y un sabotaje a la operación.

Entretanto el Distrito reiteró el llamado a los empleados de Aguas de Bogotá para que permitan que sus hojas de vida sean presentadas en las nuevas empresas de aseo de la ciudad o que lo hagan directamente ellos mismos.

Así mismo la administración de Bogotá indicó que están siendo investigados esos hechos de vandalismo para interponer las denuncias pertinentes ante las autoridades.

Debido al cese de actividades que iniciaron varios trabajadores de Aguas Bogotá por supuestos incumplimientos de la Alcaldía Mayor,  más del 50% de la ciudad se encuentra sin recolección de basuras.