La Alcaldía de Bogotá está revisando todas las críticas y propuesta para que la nueva flota de buses sea menos contaminante.

Buses de TransMilenio
Peñalosa dice que los buses ya no tendrán estas sillas sino que serán bancas al estilo del Metro.
Foto: Archivo Colprensa

La gerente de Transmilenio Maria Consuelo Araujo, respondió a los críticos y  opositores de los prepliegos para la licitación con la que se busca renovar la flora de Transmilenio, que estos sí contemplan los incentivos para las tecnologías limpias y el sostenimiento de la tarifa del sistema.

En diálogo con RCN Radio, la funcionaria recalcó que sí existen una serie de incentivos con los que se buscará no afectar el bolsillo de los ciudadanos, que incluyen tecnologías amigables con el medio ambiente, además de disminuir la emisión de gases contaminantes.

"En la medida que tengamos menos buses contaminantes en las propuestas, aumentará el número de puntos para los licitantes y así vamos avanzando tecnológicamente para tener un menor aire en la ciudad" dijo.

Sobre este punto de la contaminación ambiental, la Gerente de Transmilenio explicó que el Distrito está proponiendo pasar del sistema EURO II a EURO V, lo que permitiría una reducción hasta de un un 87% en la emisión de material particulado.

Agregó que lo que espera el Distrito es que los proponentes digan cuál es la iniciativa propuesta más económica que tienen par mantener  la misma tarifa para los usuarios  y que contribuya a tener un mejor manejo ambiental para la ciudad.

Por su parte, el concejal del partido Verde y uno de las más críticos al proyecto, Jorge Torres, le dijo a RCN  RADIO que aún no le quedan claras las explicaciones entregadas por la gerente de Transmilenio, tras considerar  que se requiere de una mayor voluntad política y compromiso del Distrito  para revisar todo lo relacionado con los licitantes y la implementación de los motores a gas o eléctricos.

El concejal recalcó que el sistema Euro V, es una tecnología que data del 2007, es decir que lleva 11 años de vigencia, lo que  no permite garantizar un aire más limpio para la ciudad, mientras recordó que por los problemas que tiene la ciudad relacionados con la contaminación atmosférica, el año pasado murieron en 3.219 personas según datos del Departamento de Nacional de Planeación.

La contaminación le costó al Distrito en 2015, alrededor de $4.2 billones de pesos, equivalente al 2.5% del PIB de Bogotá.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido