El distrito anunció adelantos en las obras del relleno de Doña Juana que disminuirían la presencia de vectores y olores que diariamente afectan a la comunidad.

Los trabajos se realizan en las zonas que estaban habilitadas para disposición de basuras conocidas como fase 2, inmediaciones zona 7 y 8, que son las más cercanas al sector de Mochuelo en la localidad de Ciudad Bolívar. Estas dos zonas tienen una extensión cercana a los 80 mil metros cuadrados.

“Los cierres se usan para hacer el control de olores y vectores, adicionalmente para hacer el cubrimiento de la masa de residuos y evitar las infiltraciones de agua en temporada de lluvias, en el relleno se hacen dos tipos de cierres: un primer cierre que se hace cuando ya se termina la disposición de residuos sobre un sitio, se hace un perfilado y una cobertura con material sintético” explicó; Juan Carlos López, coordinador de obras civiles de CGR.

Ciudad Bolívar ya cumple nueve meses sin alcalde local


Según López, el beneficio para la comunidad es inmediato, porque esta clase de trabajos dentro del relleno, disminuye de manera significativa la presencia de moscas y los olores, además cambian el entorno, “Estos trabajos logran mitigar de una forma radical la generación de vectores y olores” dijo López.

En este momento ya culminó el trabajo en la zona 7 y quedo cerrada totalmente con una capa de arcilla de 30 centímetros para control, esperando como se dé la secuencia de llenado en los próximos años. Otro tipo de cierre es ya el definitivo cuando se hace una capa de arcilla de 80 centímetros y es para las zonas donde ya no se va a volver con más residuos.

Los trabajos adelantados en las zonas 7 y 8 además están acompañados por obras de ingeniería en otros puntos del relleno para evitar deslizamientos y daños ambientales.