Cargando contenido



El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, anunció que apelarán la decisión de un juez que ordenó suspender la construcción de 300 Viviendas de Interés Prioritario en el norte de la ciudad. Indicó que "una decisión judicial que le prohíba a un Estado cumplir los derechos de las víctimas por razones de tipo económico o de estrato social es inconstitucional".

Recordemos que en las últimas horas una decisión del juzgado 26 administrativo de oralidad de Bogotá, ordenó suspender el proyecto que se realizaría en parqueaderos del Distrito.

“Vamos a luchar de acuerdo a las opciones jurídicas. Ya el Tribunal Administrativo de Cundinamarca  le había suspendido al mismo juez la medida cautelar que nos ordenaba suspender las obras y dijo que  no se puede por medida cautelar suspender lo que es un derecho fundamental de las víctimas. En mi opinión, el juez de manera extraña decidió rápidamente,  después de que se la cayó la medida cautelar de suspensión, propinar el fallo", explicó Petro.

Y añadió que "no pasó casi nada entre la decisión del Tribunal Administrativo y el fallo del juez lo cual no ocurre de forma ordinaria con respecto a todos los procesos  y esto nos lleva obviamente a usar las instancias judiciales".

Ante esta sentencia que profirió "en tiempo récord" el juez, según la Secretaría General, el Distrito anunció que continuarán con el desarrollo de los proyectos de vivienda de interés social en las zonas en donde se habían iniciado las obras, pues no existe impedimento alguno hasta tanto no se resuelva el recurso de apelación contra la sentencia que es de primera instancia.