Foto: RCN Radio

La Alcaldia de Bogotá, la CAR y la Gobernación de Cundinamarca firmaron el convenio con el que se logra el cierre financiero para la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales Canoas. Con esto se avanza en el programa de saneamiento del río Bogotá, "una deuda histórica con este afluente que por años ha sufrido de contaminación que afecta al medio ambiente", dijo el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa. La planta tendrá una inversión de 4.5 billones de pesos, donde la Alcaldía de Bogotá pondrá 2.94 billones de pesos, la CAR 1.5 billones y la Gobernación 61 mil billones de pesos. Con esta "mega obra" se beneficiarán al menos 7.3 millones de habitantes de localidades como Santafe, San Cristóbal, Usme, Candelaria, Rafael Uribe, Fontibón, Kennedy, Bosa, Puente Aranda, Tunjuelito, entre otras. "En este momento se está trabajando en un contrato para la optimización de la infraestructura para hacer mejoras en tratamiento y desinfección del río Bogota", dijo María Carolina Castillo, gerente del Acueducto de Bogotá. De igual forma, la funcionaria recalcó que para el 2024 estará listo el saneamiento y "se podrá nadar en el río Bogotá". Así mismo que trabajarán en el factor más contaminante que son aguas domésticas y las curtiembres de San Benito, que ya están en proceso de mejoramiento". Dentro de este proyecto también se encuentra la construcción de la Estación Elevadora, que trasladará las aguas residuales a la futura planta de tratamiento hasta el embalse de Muña, obra fundamental para la generación de energía.