Cargando contenido

La iniciativa se encuentra frenada pero podría revivir con un fallo judicial.

Pico y Placa Bogotá.
Pico y Placa Bogotá.
Colprensa

La ciudad de Bogotá cuenta cada vez con un mayor número de vehículos, un hecho que causa gran preocupación en las autoridades por diferentes motivos, entre ellos la alta congestión en las vías capitalinas y la contaminación.

Este tema fue discutido recientemente al interior del Concejo de Bogotá, donde se evaluaron diferentes alternativas para atender esta problemática, dado que en los últimos años el parque automotor de la ciudad se duplicó. Ante esto, el cobro voluntario para no tener pico y placa uno de los más sonados.

De acuerdo con el Distrito, la compra masiva de automóviles se debe, entre otras cosas, a que los conductores buscan tener dos carros con el fin de no verse afectados con la medida del pico y placa. De esta forma, permitirles no someterse a esta restricción a cambio de un cobro, aseguran, desestimularía la compra de automotores.

Lea también: Estas son las infracciones de tránsito que más cometieron los bogotanos en 2018

Se trata de una iniciativa presentada por la actual administración en el Plan de Desarrollo que fue aprobado por el Concejo en 2016 y una de la promesas de campaña del alcalde Enrique Peñalosa. Sin embargo, su puesta en práctica aún está lejos de concretarse por problemas legales.

Esto luego de que una demanda frenó el proceso al considerar la medida como ilegal. El Distrito apeló el fallo y actualmente se encuentra esperando la decisión en segunda instancia que podría cambiar el panorama.

Mientras tanto, y ante la posibilidad de que finalmente se de luz verde a la aplicación del cobro, los concejales aprovecharon para pedir a la Secretaría de Movilidad que diera más claridad al asunto. 

Lea también: Estas serán las tarifas de patios, grúas y comparendos para 2019

De esta forma, Juan Pablo Bocarejo, secretario de Movilidad, aseguró que se trata de un pago voluntario anual, por lo que se espera que, si la excusa para comprar más carros es el pico y placa, disminuya la compra de automóviles.

“Calculamos cuántos bogotanos estarían dispuestos a pagar ese tributo, si se hubiera cobrado 2 millones de pesos lo hubieran hecho el 17% de los bogotanos. Un costo más alto de 4 millones de pesos, que fue el que se recomendó en ese estudio, planteaba que el 6% de los propietarios de vehículos estarán dispuestos a pagar y, con una tarifa de 6 millones muy pocos bogotanos estarían dispuesto a pagar”, aseguró Bocarejo. 

Y añadió: “Con la tarifa de 4 millones de pesos, se concluyó que cerca de 50.000 vehículos podrían cancelar esa contribución. Esta es la base que serviría para calcular después cual sería el valor del recaudo que se podría tener”.

Lea también: A partir del 1 de enero, el pasaporte, comparendos y SOAT subirán un 6%

Pese a estas explicaciones, la iniciativa causa división al interior del Concejo. Algunos cabildantes consideran que además de cumplir con su propósito, el recaudo podría ser usado para el mantenimiento de las vías de la ciudad.

En cambio, otros aseguran que el problema del aumento de carros y motos en Bogotá se debe a otros problemas como la calidad y el costo del transporte público.

Según este sector del concejo, las personas prefieren comprar carro o moto o porque sale más económico o para no verse sometidos a las largas filas, tiempos de espera y demás problemas en Transmilenio y el Sitp.

Entre los principales opositores se encuentran los concejales Marco Fidel Ramírez y Rolando González. El primero no considera conveniente crear nuevos cobros a la ciudadanía, mientras que el segundo asegura que permitir esto aumentaría en un 16% los tiempos de cada trayecto en la ciudad debida a la alta congestión vehicular.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido