Luego de un consejo de seguridad que se registró en la Alcaldía de Bogotá, el mandatario distrital Enrique Peñalosa ordenó la presencia de por lo menos 2.500 uniformados en los alrededores de la plaza de toros de la Santamaría. Pie de fuerza que según Peñalosa estará encargado de garantizar la seguridad de las personas que acudan a la próxima corrida de toros del domingo 29 de enero. Además el secretario de Seguridad, Daniel Mejía, advirtió que las personas que agredan o cometan actos de vandalismo serán judicializadas. “Pedimos la presencia de la Fiscalía para judicializar a esas personas que, en lugar de realizar una protesta pacífica, decidan cometer actos de vandalismo o criminales”, explicó Mejía. En el consejo de seguridad participaron el comandante de la Policía Metropolitana, el general Hoover Penilla, el comandante de la XIII Brigada del Ejército, el general Gerardo Melo Barrero, la personera distrital, Carmen Teresa Castañeda, y la jefe seccional de Fiscalía, Carmen Torres.