Cargando contenido

Realmente resulta insólito cómo han podido sobrevivir en medio de la actual soledad de calles y avenidas de Bogotá.

Habitantes de calle
Habitantes de calle
Inaldo Pérez

No se nace queriendo ser el malo de la película, la oveja negra o la persona que termina siendo señalada por su familia. Se llega al mundo con sueños, pero la pobreza y la falta de oportunidades a veces pesan más que la voluntad.

Actualmente, aunque el cielo de Bogotá a ratos resplandece de belleza -gracias a la poca contaminación que hay en la ciudad- la situación de algunos de sus habitantes no es la mejor: este es el caso especialmente, que merece un capítulo aparte, de los habitantes de calle.

Estas personas que viven bajo unas condiciones extremas, sufren en silencio del hambre, el frío y la indiferencia. En este momento en que las calles y avenidas están tan vacías, nadie se explica de que manera sobreviven.

Lea también: Minsalud confirma que 27 de abril no terminará la cuarentena

Duermen junto a costales, cobijas viejas, papeles y botellas plásticas y generalmente están solos en andenes fríos y desnivelados. Por esa razón, algunos de ellos se han unido a algunas de las recientes protestas en Bogotá para recordarle al Estado que también son ciudadanos.

Cabe recordar que, según el último reporte del Ministerio de Salud, en Colombia la cifra de casos identificados de coronavirus subió a 3.233 y la de muertos a 144, siendo Bogotá la ciudad con más contagios al sumar ya 1.333 casos.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido