Lilia Inés Travecedo ha enviado carta tras carta al despacho del Alcalde Mayor, a fin de que pague una supuesta deuda por sus oraciones, para que el alcalde no fuera destituido cuando fue sancionado por la Procuraduría. La supuesta deuda inició en 800 mil pesos cuando Travecedo envió la primera carta, luego aumentó a 1 millón de pesos en el segundo documento y hasta llegar a los 14 millones de pesos en la última comunicación; según ella el aumento se debe a la omisión del pago por parte del Alcalde y la deuda del 'diezmo' continuó aumentando. Desde el momento en que la Procuraduría sancionó al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, esta líder cristiana lo puso en oración hasta el momento de su restitución y hasta el día de hoy le continúa cobrando el 'diezmo' por sus oficios. En diciembre 3 de 2014 se remitió una carta donde se indica que "los 14 millones de pesos que de parte del Señor Jesucristo se le solicitan para mi servicio, son precisamente para que deje de perder plata porque Dios me ha hecho saber que ha perdido mucha plata, los 14 millones son para cubrir mi servicio al señor Jesucristo como a él le place y son para que me los entregue a mí y a nadie más". Los favores recibidos, que incluyeron además un lienzo escrito por la reclamante con el título, 'Dios es mi Héroe', llevaron a radicar a esta mujer varios derechos de petición por las oraciones que el alcalde Petro nunca pidió. Más adelante, el 23 de diciembre, luego de los buenos deseos navideños puntualiza la carta que "También le informo que el Dr. Petro tiene plazo hasta el 30 de enero, y es de parte de Dios para pagar los 14 millones de pesos y reclamar el lienzo que devolvió. Favor contactarme". Este martes la reclamante de los diezmos le escribió a Petro en su cuenta de Facebook, informándole que Jesucristo le ha dejado un último recurso para que le pague un millón de pesos por los favores recibidos.