Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

ggomezm
Campamentos de venezolanos en Bogotá
Campamentos de venezolanos en Bogotá
Foto: Adriana Bernal-RCN Radio

El sector de la terminal El Salitre y sus alrededores se han convertido en el hogar improvisado de muchos venezolanos que llegan cada día a Bogotá. Varios de ellos se han ubicado con carpas y viven de la caridad de los transeúntes que se acercan a dicha zona.  

Jairo García, una víctima de esta crisis en Venezuela, permanece en el sector junto con sus compañeros y se lamenta de la tragedia. La incertidumbre los acompaña a diario, puesto que unos días cuentan con sustento y otros no. 

“Estamos en una situación crítica. Hay personas que duermen en carpas. Cuando llueve, nos toca coger plásticos, bolsas y lo que sea; no podemos dormir porque hace mucho frío en las noches”, manifiesta García. 

El aseo diario para los migrantes ha sido bastante complejo. Aunque algunos se consuelan con la ayuda que les prestan fundaciones y personas que les ofrecen el servicio de baño, otros como Rosmery Eslava deben conseguir 7.000 pesos diarios para pagar el servicio en la terminal.

"Hay muchas personas que no se bañan porque no tienen cómo; otros como yo vendemos caramelos, chupetas o tintos y así podemos obtener el servicio, como hay muchos que buscan pozos de agua para bañarse, pero eso es muy incómodo puesto que la gente de la calle los ve”, dice Rosmery.

Hay venezolanos ubicados en otras zonas de Bogotá que se acercan a la terminal solamente para poder alimentarse, aunque este no sea su lugar su refugio. Sin embargo, otros siguen llegando a ese sitio a la espera de poderse ubicar. 

Frize Yajarai permanece allí, cerca a la estación de gasolina cercana, y cuenta que cada día vive su propia angustia, puesto que los vecinos y residentes de la zona no están de acuerdo con la ocupación de venezolanos en este lugar.  

Audio

El drama de los venezolanos que llegan a Bogotá

0:27 5:25

En el sector conocido como el Bosque, ubicado detrás de la terminal, existe una gran colonia de venezolanos que permanecen a la espera de la ayuda de alimento, ropa y medicamentos que les llevan pastores de iglesias cristianas, entre otros. 

Virma Guzmán es una de las líderes de esta colonia. Slla afirma que hay una pastora que llega allí y los lleva a su casa para lavar la ropa y de paso para asearse, y también habla de la humedad del sitio y cómo ha afectado la salud de algunos.   

Eulomar Pérez, una mujer afectada por las circunstancias de sus compatriotas, hace un llamado al gobierno colombiano para poder tener una estadía digna en el país, además de su preocupación con respecto a todos aquellos venezolanos que ingresan caminando desde Cúcuta: “Veo cómo llegan a diario mis paisanos. Hoy murió en el páramo una compañera que venía a pie" 

"Le pedimos al presidente Duque ayuda, necesitamos un refugio”, agrega.

Heimer Briceño es un joven de 24 años de edad que vive por los lados de Suba, pero llega a este sector por ayuda.. Él agradece la generosidad que han tenido los colombianos, ya que constantemente son muchas las ayudas que llegan a este lugar: “Vengo al Salitre porque es uno de los puntos de ayuda humanitaria. En menos de una hora ya han venido más de cuatro ciudadanos civiles que nos han ayudado con comida, ropa y algunos con dinero".

"La ayuda ha sido más de los civiles que del mismo gobierno”, comenta.

Los venezolanos están a la espera del auxilio por parte del gobierno y una pronta solución a su crisis, pues muchos de ellos se quejan de la falta de oportunidades laborales y garantías de salud. Piden que no exista discriminación y que puedan tener una mejor calidad de vida ante el éxodo masivo que se vive en su territorio. 

Por: Adriana Bernal-Voces RCN 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.