Cargando contenido

Las viviendas están ubicadas en el barrio Divino Niño, y algunas están totalmente destruidas.

Barrio Divino Niño, afectado por deslizamientos
Barrio Divino Niño, afectado por deslizamientos
Foto: twitter.com/ederleytorres

El barrio Divino Niño, en Ciudad Bolívar, presenta una grave emergencia por cuenta de las lluvias: los deslizamientos han dejado 58 viviendas afectadas, y algunas de ellas están totalmente destruidas. 

De ese número de casas, once ya han sido evacuadas, aunque se espera tomar la misma medida con todas. No hay personas lesionadas. Además, las autoridades restringieron el acceso a cuatro bodegas: "También hay 13 lotes vacíos y quedan 30 por evaluar", explica el Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático (Idiger).

Le puede interesar: Se fueron a rezar a Monserrate y terminaron atrapados en el cerro hasta la noche

Según precisa el Idiger, los predios afectados hacían parte del programa de reasentamiento, que ya estaba avanzado y en algunos casos a punto de terminar. Por eso, la entidad presume que estas "serían nuevas ocupaciones".

Para atender la emergencia, el Distrito instaló un Puesto de Mando Unificado (PMU) para coordinar acciones interinstitucionales: "Las entidades de la Alcaldía de Bogotá continúan en la zona para atender la emergencia y a los afectados", añade el Idiger.

Lea también: Sendero peatonal de Monserrate colapsó este Viernes Santo

Además de la entidad distrital, miembros del Cuerpo de Bomberos de Bogotá y voluntarios de Defensa Civil llegaron al sitio para hacer monitoreos y atender la emergencia, ocurrida este sábado en la mañana.

Las brigadas que están en el sitio adecuaron caminos para facilitar la evacuación de las personas que están cerca del sitio de la emergencia, explica Defensa Civil.

No es la primera vez que el barrio Divino Niño sufre emergencias por lluvias. En mayo de 2017 también se presentó un deslizamiento, por lo que funcionarios de la alcaldía de Bogotá hicieron varios recorridos para estudiar los puntos críticos.

De otro lado, este Viernes Santo el Idiger atendió otra emergencia parcialmente relacionada con las lluvias: después del cierre del sendero peatonal de Monserrate, debido a que su capacidad se desbordó, hubo deslizamientos en algunos caminos, por lo que cientos de personas quedaron varadas hasta casi las nueve de la noche, cuando la entidad distrital pudo garantizar con éxito el descenso de todas.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido