Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Plaza La Santamaría
Plaza La Santamaría en Bogotá.
Colprensa

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, reiteró su compromiso en contra del maltrato animal y anunció una serie de medidas para desincentivar las corridas de toros en la capital del país, de cara a la temporada taurina 2020, que iniciará el próximo domingo 2 de febrero e irá hasta el primero de marzo. 

Para esta temporada estará prohibido el consumo de licor dentro y fuera de la Plaza Cultural la Santamaría además del ingreso de niños menores de 7 años. 

Le puede interesar: Deslizamiento de tierra tiene cerrada la vía a La Línea

“Bogotá no quiere corridas de toros, pero respetamos la ley. Esta no nos permite detener la temporada taurina porque la administración de Peñalosa firmó el 13 de diciembre de 2019 un contrato hasta el 31 de agosto de 2020. Dentro del marco legal y cultural vamos a desincentivar los espectáculos taurinos en la ciudad mientras encontramos una solución definitiva a este tipo de prácticas que ya debieron desaparecer en Colombia”, señaló López. 

La agenda irá durante los 6 domingos siguientes e incluye presentaciones alrededor de la Plaza Cultural La Santamaría de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, conciertos en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán; recorridos, talleres y conversaciones para disfrutar el patrimonio y la exposición permanente del Museo de Bogotá, proyecciones para la familia en la Cinemateca de Bogotá y diferentes actos culturales en todas las bibliotecas públicas de la ciudad. 

A esta fiesta se unirán las más de 50 organizaciones animalistas con su programación que incluye obras de teatro, bailes performance y muestras de cine, con el propósito de propender un mensaje a favor de la vida y protección de los animales. 

Lea también: Declaran calamidad pública en Hatonuevo, Guajira por sequía

Como parte de estas medidas, la alcaldesa Claudia López indicó que la Administración Distrital apoyará decididamente el proyecto de acuerdo de la concejala animalista, Andrea Padilla, que busca desincentivar las prácticas taurinas, aumentando los costos de la realización de las corridas, y mayores exigencias a sus organizadores.  

Este proyecto incluye una obligación de que se reserve el 30 % del espacio de la publicidad del evento para informar del sufrimiento animal; además de prohibir el consumo de alcohol, entre otras medidas. 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.