Cargando contenido

En la ciudad fueron vandalizados 14 buses de Transmilenio y 12 estaciones resultaron afectadas.

Esmad, disturbios en Banderas, Bogotá
En medio de los disturbios fueron capturadas dos personas.
Sistema Integrado Digital - Inaldo Pérez

El país nuevamente se vio convulsionado a causa de disturbios que se presentaron en medio de las movilizaciones que habían sido convocadas para este 21 de enero y que obligaron a la intervención del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

De acuerdo con el reporte de la Policía Nacional, fueron capturadas nueve personas por hechos vandálicos, entre ellas tres en Manizales, dos en Bogotá y dos en Medellín.

En el caso de Bogotá, fueron vandalizados 14 buses de Transmilenio y 12 estaciones; en Medellín, fueron atacados siete establecimientos comerciales, dos entidades financieras y cuatro buses del sistema de transporte público.

Vea también: Así amaneció Bogotá luego de los disturbios y manifestaciones

La ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, aseguró que la situación más difícil la vivió Bogotá, donde el Esmad tuvo que intervenir en 31 puntos específicos de protesta, de 36 que hubo en todo el país, a causa de los graves disturbios que se presentaron.

#ParoNacional 21E terminó con fuertes enfrentamientos en Bogotá

"En Bogotá se actuó en grupos distintos que generaban el caos de la movilización, es decir, no hubo una concentración única sino unas diferentes células en toda la ciudad generando disturbios, en los mismos sitios a diferentes horas", informó.

La funcionaria señaló que desde el año pasado hay en curso una serie de investigaciones para determinar quién o quiénes están detrás de esos pequeños grupos que causan los disturbios en las marchas.

Le interesa: Diez lesionados deja jornada de protestas en Bogotá

"En estas movilizaciones se ven a unos que salen a marchar y tienen causas para hacerlo y otros cuyo fin absolutamente es generar vandalismo de entrada, de hecho solamente con la acción de generar caos dentro de las estaciones del sistema de transporte, demuestra la intención de afectar el sistema de transporte masivo, que en últimas más perjudica a la ciudadanía", afirmó.

Frente a los cuestionamientos que ha recibido el nuevo protocolo para la protesta social, implementado por la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, la ministra del Interior destacó que la intención sea agotar la vía de diálogo, sin embargo recordó que al interior de la misma Policía se maneja un protocolo que se desprende de la normatividad y la Constitución.

Lea también: Claudia López asegura que encapuchados en marchas son infiltrados

"La actuación de la Policía tiene dos momentos, uno de acompañamiento y prevención a quienes marchan y otro de proteger a quienes no participan de las marchas (...) cuando hay disturbios la Policía tiene que actuar y ahí entra el Esmad, esos protocolos los tiene la Policía de tiempo atrás", puntualizó.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido