Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

En febrero de 2016 se conocerán estudios para construcción de nueva planta de tratamiento del Río Bogotá 



Durante la continuación de la audiencia en el Tribunal Administrativo de Cundinamarca sobre la descontaminación del Río Bogotá, el alcalde Gustavo Petro aseguró que los estudios de diseño de la Planta de Tratamiento PTAR Canoas serán entregados en febrero del próximo año y será la base para la apertura de la licitación para su construcción.

Sin embargo, el proyecto podría superar los 1.500 millones de dólares y aún son inciertos los recursos. El Distrito solicitó apoyo de la Nación.

“Los diseños son entregados en 2016 y nos costaron casi 15 millones de dólares, son los dos estudios más grandes de ingeniería de Colombia y ambos en Bogotá unidos a los de la primera Línea del Metro”, indicó Petro.

A propósito de este tema, previamente el alcalde de la ciudad respondió al ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, que advirtió que se han invertido más de $300 mil millones en la descontaminación del Río Bogotá, pero los trabajos están paralizados por el Distrito.

A lo cual Petro respondió que "es parte de la hipocresía del Ministro, porque la descontaminación del Río Bogotá no la controla el Distrito, la controla la justicia. El Distrito ha invertido 1.000 millones de dólares en los colectores que van paralelos al Río Fucha, Tunjuelo, Salitre sin un peso de la Nación. Ha hecho el colector de Canoas, sin un peso de la Nación. Hablamos de miles de millones de dólares".

Y añadió que "estamos a punto de comenzar la planta de descontaminación del Río Bogotá en Canoas, Soacha. ¿Cuánto va a poner la Nación? El Ministro sólo ha puesto el dinero para ayudarle a una empresa privada que controla un familiar del vicepresidente en la generación de energía eléctrica. Hablamos de Emgesa".

Durante la audiencia Petro dijo además que durante su administración se han entregado 57 Kilómetros de quebradas recuperadas,  60 hectáreas de humedales y reubicado cientos de familias que vivían en zonas de alto riesgo por inundación.