Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

La Corte Constitucional estableció que las sillas de ruedas para pacientes que lo requieran deben ser suministradas por la EPS.
La Corte Constitucional estableció que las sillas de ruedas para pacientes que lo requieran deben ser suministradas por la EPS.
pxhere.com

Varios cabildantes del Concejo de Bogotá han mostrado su preocupación frente a la falta de un censo o caracterización de personas que tienen algún tipo de discapacidad en la capital. 

Según estos, por falta de este proceso de identificación de esta población vulnerable, puede existir una barrera para que las personas con discapacidad puedan acceder a las políticas públicas como servicios y subsidios en la capital.  

El argumento de los cabildantes sería que la falta de ofertas laborales públicas para esta población es el principal obstáculo para que se tenga una independencia económica.  

Le puede interesar: Duro enfrentamiento entre conductor del SITP y taxista con un extintor

Según cifras del Dane, en la capital existen 230.654 personas con discapacidad. De estas, 151.000 presentan un tipo de discapacidad que no les impide trabajar. Sin embargo, solo el 14% está trabajando.  

A pesar de que existe un buen número de obras que están pensadas para personas con discapacidad, Bogotá tendrá que seguir trabajando en los accesos para minusválidos e invidentes.  

En el aspecto de la educación, de los 783.00 niños, niñas y adolescentes que hay con algún tipo de discapacidad en la ciudad, solo 16.854 asisten a colegios públicos

Por lo anterior, los cabildantes solicitan a la Secretaría de Educación un informe de las estrategias para que más niños con estas condiciones accedan a la educación pública.

Lea también: Distrito tendría plan para eliminar las ventas ambulantes

Referente al caso de la formación académica para esta población, la Corte Constitucional, en un reciente fallo judicial, afirmó que a los niños con algún tipo de discapacidad no se les puede discriminar en los centros educativos. 

El tribunal afirmó que de ahora en adelante las diferentes entidades de educación deben pensar no solo en estudiantes regulares, sino en niños, por ejemplo, con síndrome de Down y autismo, entre otros.  

“La regla general es la inclusión para las personas en condición de discapacidad y así accedan de manera ordinaria a las aulas convencionales”, detalló Alejandro Linares, presidente de la Corte.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.