Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Horarios en los bares de Ibagué durante Semana Santa.
Operativos en bares de Ibagué.
Suministrada Alcaldía de Ibagué

Luego de que la Administración Distrital de Bogotá levantara las restricciones, algunos gremios aseguraron que las cifras empiezan a dar una luz de esperanza para la reactivación de los sectores productivos.  

Al respecto, la presidenta de Asobares Colombia, Adriana Plata, manifestó que “los primeros 30 días de reactivación, permitieron la apertura controlada y vigilada de 816 establecimientos cuyos protocolos de bioseguridad han sido aprobados por la Secretaría de Desarrollo Económico y la Secretaría de Salud, que permitieron la recuperación de alrededor de 3.000 empleos directos y cerca de 3.000 indirectos, en su mayoría jóvenes entre los 18 y 29 años.  

Le puede interesar: Confianza de los consumidores continuó en terreno negativo en junio, pero mejoró frente a mayo  

Plata manifestó que “la ampliación de horarios para los gastrobares hasta la 1:00a.m., ha permitido paulatinamente un aumento tímido en ventas y en nuevos empleos, sin que aún éste sea el escenario ideal. Con los horarios actuales, apenas se está cubriendo la sostenibilidad de gastos operacionales, pero aún falta recuperación para solventar el endeudamiento acumulado de tantos meses de cierres, restricciones y operación a medias”.  

Ahora los pasos siguientes para poder avanzar en una verdadera recuperación son alcanzar horarios normales de operación y la reactivación del Sello Seguro, política pública que mitigue nuestro más fuerte reto después de haber superado los meses de cierre por pandemia y los casi dos de paro y manifestaciones, que es la oferta en aumento que la ciudad ha vivido de espacios clandestinos e ilegales que al contrario del sector formal nocturno opera sin ningún tipo de control evidente”, agregó.   

Por su parte, el director de Fenalco Bogotá y Cundinamarca, Juan Esteban Orrego, indicó que según el más reciente sondeo realizado por el gremio, el 39% de los comerciantes, especialmente de los sectores automotor, restaurantes, alimentos y víveres, asegura que sus ventas han incrementado desde hace un mes cuando se levantaron restricciones como toque de queda, ley seca o pico y cédula.  

Del mismo modo, en los centros comerciales el ingreso de personas y el estacionamiento de vehículos han aumentado alrededor del 30% y 27% respectivamente

Sin embargo, según la encuesta, para el 46% de los comerciantes encuestados sus ventas han disminuido y este comportamiento lo relacionan directamente con los efectos del Paro.

El 92% asegura que ha tenido que modificar horarios, e incluso el 50% manifiesta que no abrió por lo menos durante un día su establecimiento comercial, y para el 95% la movilidad de sus trabajadores se ha visto afectada.  

Lea también: Fenalco arremetió contra el informe de la CIDH

Frente a ese panorama algunas de las medidas que han adoptado los comerciantes de Bogotá son: salir más temprano de lo que ya lo hacían por bioseguridad (54%), horarios rotativos (31%), y contratar rutas particulares (15%). 

Orrego concluyó diciendo que “al analizar los resultados lo que vemos es que los bloqueos, manifestaciones, actos vandálicos a bienes privados y públicos como a las estaciones de Transmilenio terminan afectando más a la ciudadanía y al sector comercio que las propias restricciones para contener el contagio de covid-19, porque la gente tiene miedo de salir y está concentrada únicamente en llegar a sus trabajos o regresar a casa, eso hace que la confianza disminuya, haciendo que la reactivación social y económica vaya a pasos lentos”. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.