Cargando contenido

La Unidad Nacional para las Víctimas indicó que solo 21 afectados han reclamado indemnización.

Velatón en la Escuela General Santander
El Fiscal general de la Nación fue quien dio la información sobre el sujeto implicado en este acto terrorista
Ministerio de Defensa

En la mañana del 17 de enero Bogotá se estremeció con un atentado terrorista en la Escuela de Cadetes General Santander que le causó la muerte a 22 personas y dejó a 68 gravemente heridas.  

Una camioneta cargada con 80 kilos de pentonita ingresó sin ningún tipo de inconveniente a las instalaciones y se ubicó en la parte central, a muy pocos metros del lugar en el que se hacen las ceremonias oficiales.

Lea además: 21 afectados por atentado en la General Santander han reclamado indemnización

En esos momentos en la Escuela se realizaba la imposición de la segunda estrella a unos cadetes de la compañía General Santander, en símbolo de afianzamiento en el ejercicio del mando" de algunos de sus miembros

La onda explosiva afectó alojamientos y apartamentos fiscales, además de las viviendas de los barrios como Villa Mayor y Fatima.

Explota carro bomba en la Escuela de Cadetes de Bogotá

Han pasado estos tres meses y los vecinos de la zona aún recuerdan lo que paso ese día. "Pensé que era uno de esos carros a los que se les estallan los neumáticos, nos asomamos y vimos las personas corriendo, en ese momento entendimos que se trataba de una bomba", aseguró Oliva Fonseca, quien se encontraba con una vecina sobre uno de los andenes aledaños a la Escuela.

Reveló que tras el estallido pensó "que se iba acabar el mundo, a uno se le pasa de todo por la cabeza. Es muy difícil a veces olvidar lo que pasó".

Actualmente las entradas a la Escuela, se encuentran custodiadas por más de cuatro uniformados, acompañados de varios perros. La columna en donde se levantó un pequeño altar para honrar la memoria de los 22 cadetes, ya no existe. Sin embargo los transeúntes que pasan por la zona, saben que todavía se respira dolor en las instalaciones de la institución.

"Uno como que le parece increíble que esto haya pasado, y que ya sean tres meses, es muy triste que unos muchachos que contaban con una vida por delante, ya no estén (...) Dios los bendiga a ellos y sus familias", manifestó la vecina. 

La seguridad en las zonas aledañas afirman los habitantes de la zona, ha aumentado. Se pueden ver patrullajes constantes en las vías de los barrios. "Vemos policías por todo lado, pero pues si ya paso una vez puede pasar otra vez", puntualizó Jorge Sánchez.

Le puede interesar: Emiten dos órdenes de captura por atentado en la Escuela General Santander

Milena Corzo, estaba con sus dos hijos y su esposo cuando la onda explosiva, los hizo caer al piso. " Fue muy terrible, el estruendo fue muy duro  todo fue caótico, las alarmas sonaban y la gente gritaba, los niños se fueron ese día para que estuvieran en un lugar muy seguro".

¿Cómo fue el atentado a la Escuela de Cadetes General Santander?
Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido