Cargando contenido

Son cerca de 200.000 las que no pagan su pasaje cada día.

TRANSMILENIO PORTALES PASAJEROS CONTAMINACION BUSES
Imagen de referencia. Transmilenio.
Inaldo Perez / Sistema Integrado Digital

Uno de los principales argumentos de la actual administración para aumentar el valor del pasaje de Transmilenio de $2.300 a $2.400 y del Sistema Integrado de Transporte (Sitp) de $2.100 a $2.200 fue el tema de los colados.

Según la empresa Transmilenio, sostener la operación del sistema requiere de una fuerte inversión económica, recursos que el Distrito no tendría en su poder debido a que hay mucho dinero que no ingresa a las arcas de la compañía porque muchos usuarios ingresan de manera irregular.

De acuerdo con Transmilenio, el número de pasajes que no son validados cada día en el sistema puede rondar entre los 200.000 y 250.000. Se trata de una cifra aproximada, dado que no existe un estudio que de cuenta del número real de colados.

Lea también: Estudiantes dieron golpiza a ladrón de celulares en Transmilenio

Eso quiere decir que el dinero diario que no entra a la empresa es cercano a los $480 millones de pesos. Se trata de una cifra elevada, que al mes significa más de $14.000 millones.

Cabe destacar que estos son recursos que nunca son recibidos por Transmilenio y que de acuerdo con las autoridades podría ser utilizado para mejorar diferentes aspectos del servicio.

Si bien es cierto que esta cifra puede ser mucho menor dado que no se conoce el número exacto de colados y estas cuentas se basan en aproximaciones del Distrito, el dinero que no ingresa se siente de manera significativa.

Lea también: Pelea en Transmilenio entre dos mujeres por ocupar un asiento

De lo que sí se tienen cálculos exactos es en la reparación de daños derivados de la práctica de ingresar al sistema de manera irregular. Se trata de las puertas de las estaciones de Transmilenio, cuya reparación en el último año y medio tuvo un costo de 7.500 millones de pesos.

Pese a la magnitud del problema, diferentes sectores han recalcado que la administración no cuenta con estrategias reales para reducir de manera significativa el problema de los colados. La última iniciativa en este aspecto es embargar las cuentas bancarias de los infractores.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido