Cargando contenido

El consumo de marihuana fue la gran molestia de la jornada para los asistentes.

Cientos de bogotanos celebraron dando pedal
RCN Radio

El cumpleaños 481 de Bogotá lo celebraron los capitalinos a todo pedal, en una nueva jornada de ciclovía nocturna, en la que la música y los fuegos pirotécnicos vistieron las calles de la capital y en la que el consumo de sustancias psicoactivas fue la gran molestia.

"Esta es una jornada muy bonita para compartir, salimos con toda la familia para celebrar el cumpleaños de Bogotá y aprovechamos el buen clima para salir a rodar", dijo Marcela Beltrán, una de las asistentes.

Ciclas de todos los colores y estilos desfilaron por las Carrera Séptima, Carrera 68 y Calle 26, en donde en esta ocasión el Acueducto suministró hidratación gratuita a los participantes de la jornada.

Lea: Dejan en libertad al hombre que arrolló a conductor de SITP en Bogotá

"La participación es masiva, este es un espacio para compartir en familia pero lastimosamente hay muchas personas consumiendo marihuana y los niños han sentido nauseas y malestar", dijo Gregorio Vargas, otro de los participantes.

Como él, muchas personas mostraron su molestia por el consumo desbordado de sustancias alucinógenas, trago y mal comportamiento de algunos asistentes.

En la jornada, la mejor parte fue para los vendedores de comida, tal como le pasó a Arua Vásquez, quien llegó con su puesto de pinchos y mazorca y logró vender todo muy rápido,

Consulte: Distrito inauguró primer centro para menores en condición de mendicidad

"El secreto de mi comida es hacer todo con amor y un poquito de ajo, tomillo, comino y sal", dijo la comerciante.

Otra de las cosas positivas que resaltaron los asistentes fue la disposición de puntos con música y animación en donde se concentraron cientos de personas para departir.

"Para este frío, lleve su aromática premiun de 2 mil o 5 mil, sino le quita el frío lo emborracha", gritaba en medio del ruido Edison Buitrago, vendedor de la zona.

Según el hombre, su aromática es especialmente preparada con limonaria, canela, cidrón, yerbabuena, papayuela, maracuyá, entre otros productos secretos.

La jornada cerró con un show, para algunos pobre, de fuegos artificiales en los diferentes parques públicos.

Otro de los malos hábitos que se pudo observar en esta jornada es que la mayoría de los ciclistas no llevaba casco, chaleco o sistemas de protección, además, transitaban golpeando a las personas que estaban a su paso e invadían las rutas de Transmilenio.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido