Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Libardo, uno de los 37 mil recicladores que tiene Colombia.
Libardo, uno de los 37 mil recicladores que tiene Colombia./RCN Radio.

¿Cuántos años tiene, don Libardo?, le preguntamos. "Debo tener como unos 45 años. Nací el 6 de septiembre de 1966", dice. Nos cuenta que desde hace 17 años se dedica al reciclaje y no sabe leer ni escribir. 

Don Libardo cumplirá 55 años en seis meses. No los aparenta. Pareciera tener lo 45 que dice. Asegura que trabaja de lunes a viernes de 7:00 de la mañana hasta la madrugada siguiente. A veces hasta las 4:00 de la mañana recorriendo diversos barrios de Bogotá, sobre todo hacia el norte de la ciudad

Puede leerPostobón y Familia apalancan con $500 millones segunda fase de "Bogotá, Recicla con tu Reciclador"

Su analfabetismo le ha cobrado factura. Asegura que es recurrente que lleve "demasiadas" toneladas de residuos reciclables a la asociación a la que pertenece y que le paguen como "si llevara poquito. La gente se aprovecha de que no sé leer ni escribir", comenta. 

Afirma que en una semana le pagan solo 50.000 pesos a pesar de recoger quizá cientos de toneladas. "Somos como 300 personas de la Comercializadora de Reciclaje G y B, adscrita a la Asociación Ecococlean. Acá no nos pagan bien, nos pagan lo que se les da la gana. Es una 'chichipatada'. Me tumban con los kilos que llevo porque no sé leer ni escribir", indica. 

Libardo asegura que "muchos compañeros" están en la misma situación de analfabetismo y  son conscientes que por esa razón no saben cómo reclamar sus derechos. 

"Estamos sobreviviendo. Tengo cinco hijos, tres pequeños. Debo sí o sí llevar comida a la casa. No he podido pagar dos meses de arriendo. Estoy cansado de joderme tanto y recibir poco", asegura.

De interésÉl es José Molina, el barrendero que busca ser 'influencer' en Bogotá

Según cifras del Ministerio de Vivienda, en el país hay cerca de 37.000 personas que se dedican a este oficio y 390 organizaciones de recicladores. Sin embargo, se desconoce si todos están formalizados y si las asociaciones están cumpliendo con garantizar las condiciones dignas de trabajo. 

"Le pedimos a la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, que vigile a estas asociaciones. También de ser posible, muchos acá queremos aprender a leer y escribir, así que nos ayudaría mucho que nos den capacitaciones", sostiene.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.