El Inpec investiga. Al parecer el detenido fue agredido por guardianes de la penitenciaría antes de morir en un hospital de la capital.

Cárcel La Picota
Se busca establecer posibles responsabilidades penales por la presunta complicidad de funcionarios para facilitar la fuga.
Colprensa

La Dirección General del INPEC (Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario) investiga la extraña muerte de un recluso de la cárcel Picota de Bogotá, en hechos ocurridos en la mañana de éste miércoles 28 de marzo.

Según las primeras versiones, el interno habría sido golpeado brutalmente por los guardias de la penitenciaría en medio de un procedimiento disciplinario.

Los hechos al parecer se presentaron durante una presunta riña entre el detenido identificado como Deivis Eduardo Ruiz Torres, quien se encontraba en el patio 14 de la cárcel La Picota, y el grupo de guardias que custodiaba esa sección de la cárcel.

Sin embargo, se desconocen las razones que desencadenaron el enfrentamiento entre los guardias y el interno.

Según conoció RCN Radio, Deivis Eduardo Ruiz Torres recibió atención médica inicialmente en la dependencia de sanidad de la cárcel a la cual ingresó sin conocimiento.

Posteriormente se solicitó asistencia externa y el traslado a un centro asistencial, que se determinó fuera el Hospital Tunal, en el sur de Bogotá. Sin embargo, allí llegó sin signos vitales.

En desarrollo de las investigaciones por este caso, miembros del sindicato de guardias de la cárcel La Picota solicitaron a organismos internacionales de Derechos Humanos, a Medicina Legal en Colombia, a la Fiscalía General y a la Dirección del INPEC que aclare, responsabilice y judicialice a los guardias presuntamente culpables en la muerte del detenido. 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido