Aura María Tobón, señalada por la muerte de una mujer tras practicarse una liposucción / Foto RCN La Radio

Adriana Sánchez, hermana de María Alejandra, la mujer de 24 años que murió en extrañas circunstancias tras practicarse un procedimiento estético en un sitio clandestino en el norte de Bogotá, anunciaron nuevas acciones judiciales luego que un juez de Bogotá decidiera dejar en libertad a los tres implicados en este caso.   La hermana de la víctima calificó de "inexplicable" que un juez de la República hubiese dejado en libertad a Geraldine Mahecha, Johan Alexander Clavijo y la modelo y esteticista Aura María Tobón, argumentando que estas personas no representan un peligro para la sociedad.   "La decisión del juez es dejarlos en libertad ya que según él, no contaba con las evidencias necesarias para mantenerlos detenidos (...) Nosotros quedamos con muchos cuestionamientos al respecto ya que así que como el juez manifestó que la libertad es un derecho inviolable, pues también debe ser un derecho la vida de mi hermana (...) Y la prueba más clara fue la muerte de ella, mientras se encontraba en un sitio clandestino" dijo.   Adriana precisó que la decisión fue apelada y que esperan que la justicia ponga tras las rejas a los responsables de la muerte de su hermana.   "La verdad es que nosotros vamos a apelar esta decisión porque nos parece injusta y precisamente eso es lo que estamos buscando. Que estas cosas no le vuelvan a pasar a nadie más" indicó.   Juez dejó en libertad a implicados en muerte de joven tras practicarse liposucciòn en Bogotá   El juez segundo con función de control de garantías de Bogotá se abstuvo de dictar medida de aseguramiento contra las tres personas investigadas por la muerte de María Alejandra Sánchez, quien falleció mientras se practicaba un procedimiento estético en una vivienda en el norte de Bogotá.   Se trata de Jhon Alexander Clavijo, Geraldine Mahecha y Aura María Tobón, quienes fueron señalados por la Fiscalía, de ser los responsables de la muerte de la joven mientras se practicaba una liposucción de manera clandestina al interior de un apartamento en el barrio Mirandela.   El funcionario tomó la determinación judicial tras argumentar que estas personas no representan un peligro para la sociedad, ya que a pesar de lo que ocurrió, esta no es una conducta repetitiva, además de haber indicado que los involucrados no pretendieron que María Alejandra muriera.   El juez agregó que al parecer la Fiscalía no sustentó con suficientes elementos y de manera adecuada, las razones por la que deberían permanecer privados de la libertad por ese polémico caso que se registró ayer en la madrugada.   Sin embargo, los tres involucrados seguirán vinculados con el proceso por los delitos de homicidio culposo y falsedad en documento público, por el que podrían ser condenados a pagar una pena de más de 20 años de prisión, de ser hallados culpables.   De acuerdo con las informaciones de las autoridades judiciales, la mujer habría pagado la suma de un millón 200 mil pesos para practicarse este procedimiento que al parecer se practicó sin las normas mínimas de seguridad.   Igualmente se conoció que la mujer falleció dos horas después como consecuencia de una embolia pulmonar, mientras se estableció que los implicados deberán responder por los delitos de homicidio y falsedad en documento, ya que presuntamente el médico que realizó el examen no contaba con un registro legal.   La nueva víctima de este caso, oriunda de la ciudad de Neiva, era estudiante de Administración de Empresas y trabajaba en una entidad bancaria.