Cargando contenido

En algunas regiones del país están esperando el traslado de los cuerpos.

Carro bomba en la Escuela de Cadetes en Bogotá
Carro bomba estalló este 17 de enero en la Escuela de Cadetes en Bogotá.
Foto: RCN Radio - Inaldo Pérez

Un grupo de personas cercanas a los cadetes que murieron en el atentado perpetrado por el ELN en la Escuela General Santander recordaron a los jóvenes por su disciplina y entrega en el deporte, además hablaron de sus sueños como integrantes de la Policía.

Risaralda

En Risaralda son esperados por familiares y amigos los cuerpos de los dos cadetes oriundos de Pereira y Belén de Umbría, que fallecieron en la explosión del jueves pasado en la Escuela de Oficiales de la Policía.

Lea además: Medicina Legal ha identificado 15 víctimas mortales tras atentado en la General Santander

Jhon Diego Molina, padre del cadete pereirano fallecido en el atentado terrorista, Diego Alejandro Molina Peláez, señaló que está a la espera de que el Instituto de Medicina Legal termine el proceso de reconocimiento del cuerpo de su hijo, para traer sus restos mortales a la capital risaraldense y darle cristiana sepultura.

En igual situación se encuentran los padres del cadete Juan David Rodas, quienes continúan en Bogotá a la espera de los resultados de ADN, para que una vez sean verificados los restos de su hijo se los entreguen para traerlos a Belén de Umbría en Risaralda.

Meta

Acompañados de sus familiares amigos y autoridades del Meta se llevan a cabo este lunes las honras fúnebres de los dos cadetes y deportistas oriundos de ese departamento, que resultaron muertos  en el atentado en Bogotá la semana anterior. 

Jonathan Suescún oriundo del municipio de Granada y Felipe Manjarrés de Acacías, quienes desde hace un año estaban estudiando en la escuela de la Policía General Santander, luego de una beca obtenida por sus grandes logros en el deporte, son sepultados en los cementerios de cada uno de sus poblaciones de origen, confirmó el coronel Nicolás Alejandro Zapata comandante de la Policía del Meta

Harvey Téllez secretario privado del departamento y quien estuvo en el aeropuerto Vanguardia de Villavicencio, en el recibimiento hecho por la Policía y familiares, a los cuerpos de los cadetes, dijo que el Meta rechaza estos hechos de violencia que dejaron 21 uniformados muertos. 

“Resaltamos el compromiso de toda la sociedad civil y dejamos claro que no estamos de acuerdo con los hechos de violencia en el país, porque dos familias del Meta también están sufriendo”, afirmó Téllez.

Se recordó a la llegada de los cuerpos a Villavicencio y por parte del licenciado Heilen Hinestrosa técnico de la selección Meta de Voleibol, que estos dos  jóvenes hicieron parte de la liga desde que eran niños, pero al ver un mejor futuro, decidieron ir a representar a la fuerza pública. 

“Eran dos muchachos con mucho brillo, con muchas ganas de buscar un futuro, jugadores entregados en la parte deportiva que empezaron en las selecciones infantiles de voleibol”, afirmó Hinestrosa. 

De acuerdo a la información detallada por el entrenador, Felipe Manjarrés lo llamó en diciembre para desearle éxitos y para decirle que se veían en las eliminatorias a juegos nacionales, hecho que para él, quedará como un buen recuerdo.

Valle del Cauca

Para las dos de la tarde de este lunes están previstas en el municipio de Tuluá, centro del Valle del Cauca, las honras fúnebres del cadete Diego Fernando Pérez de 22 años, una de las víctimas del atentado en Bogotá.

Su cuerpo fue trasladado el domingo desde la capital de la República hasta dicha ciudad de donde era oriundo, siendo  recibido en el aeropuerto local, donde se le rindieron homenajes por parte de las autoridades y  posteriormente fue trasladado a una sala de velación con el acompañamiento de miembros de la Policía Nacional.

Entre tanto, para este martes se tienen previstas las honras fúnebres del otro cadete vallecaucano que murió en dicho atentado, Luis Alfonso Mosquera Murillo, de 23 años, cuyas exequias se cumplirán en el municipio de Pradera, oriente del departamento.

Antioquia

En el cementerio municipal de Chigorodó, Urabá antioqueño, se realizaron las honras fúnebres de Cristian Camilo Maquilón Martínez, el cadete de 20 años que estaba haciendo su curso de oficial de la Policía, cuando ocurrió el atentado en la escuela General Santander.

El cuerpo fue  recibido por uniformados y  habitantes de este municipio del Urabá antioqueño, que están consternados por la partida del joven atleta.

Por su parte, en Medellín, los familiares de Juan Esteban Marulanda continúan esperando el cuerpo del joven de 19 años que perdió la vida durante el atentado en Bogotá.

Pese a que el traslado estaba programado para este domingo, los trámites de reconocimiento se han demorado porque, según manifestaron las autoridades, el uniformado estaba muy cerca del carro al momento de la explosión.

Durante la marcha que se realizó este domingo en Medellín, el grupo de carabineritos, al que perteneció muchos años, le rindió un homenaje.

Santander

Con honores y considerados como héroes de la patria fueron recibidos en Bucaramanga los cuerpos de Iván René Muñoz y César Alberto Ojeda, dos de los cinco cadetes santandereanos que fallecieron en el atentado en Bogotá.

En el caso de Iván René Muñoz, de 25 años, sus exequias se adelantaron en Barichara, de donde era oriundo.

Mientras tanto, el sepelio de César Alberto Ojeda de 22 años, será la tarde de este lunes en Floridablanca, cuyo cortejo estará acompañado por el cuerpo motorizado de la Dirección de Tránsito, toda vez que su padre es alférez de esa localidad.

 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido