El director de Fenalco Bogotá, Juan Esteban Orrego, señaló que en la capital del país se registrará una desaceleración de la economía por la aplicación de la reforma tributaria.

Orrego indicó que el 2017 inició con mucha incertidumbre entre los comerciantes pues las expectativas de ventas en el primer semestre del año se mantendrán en terreno negativo, mientras se analizan los reales efectos de la reforma.

El funcionario señaló que se registrará un incremento del costo de vida por el aumento de impuestos, entre los que se resaltan el IVA que pasó del 16% al 19% sumado a los precios de productos que están subiendo por encima del 10%, con alzas de hasta un 20%.

"Es evidente que la demanda en Bogotá, al igual que en otras ciudades, presentará una desaceleración, pues el poder adquisitivo disminuye y por lo tanto habrá un menor y más lento crecimiento de la economía", enfatizó Orrego.

Por último manifestó que el aumento de los precios serán más notorios a partir de febrero, en sectores como confecciones, víveres, supermercados y grandes superficies.