La Fiscalía General inició una investigación en contra de la sociedad que estaba a cargo de la construcción de la megaobra de la nueva sede de la Policía Metropolitana de Bogotá, en el occidente de la capital de la República.

Fuentes del Distrito le revelaron RCN Radio que la Fiscalía está indagando sobre eventuales irregularidades en la ejecución del proyecto, el cual varios sectores han calificado como un “elefante blanco”.

El ente investigador busca establecer las fallas que realizó la sociedad Castell Camel S.A.S., a la que el Distrito declaró el incumplimiento del contrato sobre la construcción de la nueva sede del Comando de la Policía.

Por su parte Daniel Mejia, secretario de Seguridad y alcalde encargado de Bogotá, explicó que el Distrito se declaró víctima dentro del proceso penal.

“Nos hemos constituido como víctima dentro del proceso penal que se adelanta por parte de la Fiscalía General de la Nación”, sostuvo Mejia.

La Secretaria de Seguridad hizo efectiva la cláusula penal pecuniaria por el monto superior de 5.700 millones de pesos por incumplimientos para la contracción de la megaobra cuyo costo ascendía a los $30 mil millones.