Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Pelea Rappi
Captura de video

Un hecho de intolerancia se presentó en el sector de Cedritos, norte de Bogotá, donde un reclamo por parte de habitantes de un conjunto, a unos domiciliarios, terminó en una fuerte gresca en la que se vieron afectados algunos residentes.

Los hechos, que fueron captados en cámara, se registraron este fin de semana en la carrera 14 con calle 151, de la localidad de Usaquén, donde un grupo de domiciliarios que portaba maletas distintivas de la empresa de domicilios Rappi se agrede física y verbalmente con algunos residentes. 

Le puede interesar: Se conoce el video del momento exacto en que explotó el camión con combustible

La versión de las personas que se vieron involucradas en la riña, coincide con la de algunos transeúntes que se percataron de la situación y aseguran que todo comenzó porque los reppitenderos se encontraban reunidos en el sector junto a unos bicitaxistas consumiendo bebidas alcohólicas.

“Además de violar el aislamiento obligatorio, se encontraban consumiendo licor en vías públicas y eso está prohibido”, denunció un residente que presenció los hechos.

Lea además: Depresión y aumento del consumo de alcohol, algunos efectos de la pandemia: experto

Sin embargo, la ira de los trabajadores bajo la modalidad de domicilio, se habría desatado cuando se percataron que un residente del conjunto se encontraba hablando por celular, lo que les dio a pensar que se trataba de una llamada a la Policía para alertar sobre la situación.

Según los relatos, cuando el hombre se encontraba en la llamada, se le acercó uno de los domiciliarios y lo insultó, propiciando que se desatara un cruce de palabras que, subiendo de tono, llegaron a los golpes, tal como se observa en un video captado a la entrada del conjunto.

En el video se logra observar cómo una mujer, que defiende a los domiciliarios, reta a los residentes a llamar a la Policía y lanza varias groserías mientras es retenida por sus acompañantes, quienes tratan de evitar que ella agreda a los habitantes del sector.

Tras varios minutos de pelea, hasta el lugar llegó la Policía quien confirmó que fueron multadas cuatro personas por alteración al orden público.

Por su parte, la empresa de servicio a domicilio Rappi se pronunció rechazando el bochornoso espectáculo que protagonizaron trabajadores mientras portaban elementos distintivos de la compañía, al tiempo que anunciaron una investigación para “tomar las medidas que correspondan”.

Fuente

LA FM

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.