Cargando contenido

El exdirector de Idexud de la Distrital, Wilman Muñoz Prieto, ya responde disciplinariamente por corrupción en la Procuraduría.

Protesta de encaputados afuera de a Universidad Distrital
Protesta de encaputados afuera de a Universidad Distrital.
RCN Radio

La Procuraduría General avanza en la investigación disciplinaria contra el exdirector del Instituto de Extensión (Idexud) de la Universidad Distrital, Wilman Muñoz Prieto, por presuntas irregularidades en el manejo de recursos que superan los $10.490 millones de pesos

Muñoz ya está respondiendo en un juicio disciplinario por el supuesto desvió de recursos públicos, que eran destinados por la universidad al funcionamiento del Instituto.  

Más enExdirectivo rindió versión libre contra rector de la Universidad Distrital por corrupción

Por este tipo de hechos, los estudiantes de la Universidad han adelantado protestas durante toda esta semana en la ciudad de Bogotá contra la corrupción, exigiendo resultados en las investigaciones.

Lo que dice la investigación es que Muñoz -al parecer- con esos dineros habría comprado varios vehículos para su uso personal avaluados en más de $211 millones de pesos, además de servicios de televisión por cable, hospedajes en hoteles, pagos de cuentas en restaurantes y almacenes de ropa y hasta en fiestas en prostíbulos al que habría sido invitado el actual rector, Ricardo García.

La Procuraduría dice que también habría pagado tiquetes de avión a otras ciudades para viajes que no estaban relacionados con su función. Ese desfalco habría ocurrido cuando ocupó el cargo (julio de 2012 – enero de 2019). 

La fiesta de bienvenida en un prostíbulo

El Ministerio Público también investiga si Muñoz se quedó con 333 cheques por más de 10 mil millones de pesos que habría no sido girados por él con cargo a una cuenta corriente a nombre de la Universidad Distrital. 

Lo que dice la Procuraduría es que “ese dinero no habría sido retornado ni a la universidad ni al instituto; tampoco habría sido invertido en la ejecución de convenios y/o contratos relacionados con el objeto misional del Idexud”. 

El pasado 2 de septiembre se llevó a cabo en las instalaciones de la Procuraduría una de las audiencias de juicio y el próximo 15 de octubre continuarán las diligencias. 

Justamente hace algunos días se conoció que en esa audiencia, Muñoz entregó a la Procuraduría una versión libre sobre una presunta red de corrupción al interior de esa institución educativa, en la que señaló al actual director, Ricardo García, como cabeza de varios presuntos actos ilícitos.

Las revelaciones de Muñoz, que fueron divulgadas en su momento por Noticias Uno, advierten que con los dineros de la tarjeta de la cuenta de pagos administrativos se saldaron trámites legales e ilegales para favorecer la llegada de Ricardo García a la rectoría de la Universidad, entre los que se mencionan fiestas, reuniones y hasta celebraciones de cumpleaños en prostíbulos.

El testigo también denunció que parte del tráfico de influencias para lograr el nombramiento de Ricardo García se hizo a través del representante de egresados ante el Consejo Superior de la Universidad, Carlos Fajardo, quien además gestionó 'coimas' y un contrato con la Alcaldía de Bucaramanga firmado por el exrector Carlos Mosquera, según explicó Noticias Uno.

Actual rector niega acusaciones

El actual rector Ricardo García negó en RCN Radio lo señalamiento en su contra. Advirtió que los argumentos de las manifestaciones de los estudiantes han sido la lucha contra la corrupción de pasadas administraciones, no en la suya, y que él sí que ha denunciado estos hechos ante los entes de control.

“El pretexto es la lucha contra la corrupción. Pero yo he luchado contra la corrupción desde el año pasado y lo he hecho con mayor eficacia sin vandalismo, sin aspavientos; fue así como recaudé pruebas y descubrí una olla podrida en todo el instituto de extensión de la universidad”, subrayó.

Agregó que “hoy la Procuraduría, gracias a mis pruebas y a mis denuncias, habla de diez mil millones de pesos lo que es una barbaridad para una universidad popular, donde estudian muchachos de estratos 1, 2 y 3; pero así lo fuera es algo escandaloso”.

García afirmó que “hay una confusión tremenda. Ayer había activistas estudiantiles que decían que luchan contra la corrupción pero contra la mía (...) aquí se cambiaron todos los papeles. Algunos decían que el corrupto era yo y tapaban por completo todo el destape que hubo de la corrupción propiciada por el anterior o antiguo responsable de la universidad que yo removí desde comienzos del año”.

Lea también: ¿Debió o no entrar la Policía a las universidades durante protestas y disturbios?

Dijo que “lo que hizo la Procuraduría fue decir que yo también era corrupto pero sin ninguna prueba, solo por un acto de venganza (...) Pero yo sí presenté pruebas, como el extracto de la tarjeta de crédito que era de la universidad y aparecen compras escandalosamente privadas como joyas”.

Se espera que el 15 de octubre se escuchen los alegatos de conclusión de las partes; es decir, se conocería el proyecto de fallo de la Procuraduría que finalmente determinará si condena o absuelve disciplinariamente al exfuncionario.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido