Cargando contenido

Más de 200 policías han resultado durante los disturbios en Bogotá, señaló la Alcaldía.

Bus de la policía quemado en Bosa
Bus de la policía quemado en Bosa
Cámara de segurida

En medio de las fuertes protestas y desmanes que se registraron en los últimos días en Bogotá, un bus de la Policía fue quemado por manifestantes en la carrera 86 con calle 49 sur, en el sector de Bosa Brasilia. Esto tras las protestas por la muerte de Javier Ordóñez.

El conductor del vehículo de la Policía narró a RCN Radio los momentos de angustia que tuvo que pasar en medio de la turba enardecida que exigía justicia: "estoy todavía adolorido por los golpes (...) Cuando agarraron a piedra, yo estaba ahí. Eso eran más o menos 400 o 500 personas tirándole piedras al bus. Eso es duro".

Lea también: Ya van 581 heridos durante las protestas en Bogotá

"Traté de sacar el bus, pero la gente no dejaba. Cuando me bajé del bus, me dieron qué pela [golpiza]. Si no me pongo mi casco, me acaban. Quedo partido en 4 (...) Yo no estaba haciendo ningún mal, yo estaba llevando un personal porque estaban rompiendo los vidrios de un conjunto al lado del parque de Gilma Jiménez", dijo el uniformado. 

"Me robaron las cosas de la maleta, las dos pilas, hasta la comida se me llevaron ese día (...) Esos eran ladrones. La chaqueta toda rota apareció por allá en Bosa- Nova", añadió.

Según lo dio a conocer el distrito, ya son 581 los heridos tras los desmanes. De esta cifra, 331 son civiles, de los cuales 75 resultaron heridos por arma de fuego, 43 con armas cortopunzantes y 187 por otro tipo de heridas, mientras que 250 uniformados de la Policía Metropolitana de la ciudad también resultaron afectados por estos hechos.

Le puede interesar: Disturbios en el centro de Bogotá tras manifestaciones

Sobre estos hechos RCN Radio conoció que en las últimas horas una juez de control de garantías dejó en libertad a dos de las personas que fueron capturadas por vandalizar y quemar el bus de la Policía en Bosa Brasilia.

Alos detenidos les fueron imputados los delitos de perturbación en servicio de transporte público colectivo u oficial y violencia contra servidor público, que contempla penas de hasta ocho años de prisión. Sin embargo, la Fiscalía decidió no pedir la medida de aseguramiento contra los implicados.

Fuente

Sistema integrado de información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido