Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Héroes anónimos: Los taxistas
“Los amarillitos” cumplen su labor con eficiencia en medio de la cuarentena obligatoria.
Inaldo Pérez

Siguen apareciendo las buenas acciones y los actos de generosidad de parte de algunas personas que han desplegado lo mejor de sí mismas en medio de la cuarentena.

En este caso los taxistas presentan una de sus mejores versiones en medio de la crisis, pues ayudan a los ciudadanos a llegar a diversos destinos a pesar del riesgo por el coronavirus.

Los conductores brindan la posibilidad a las personas de solucionar vueltas urgentes, hacer mercado, retiros en bancos, pagos y cumplir con todos esos asuntos obligatorios que, a pesar de la cuarentena, resultan impostergables.

A los taxistas se les ve trabajando con un espíritu del optimismo poco común en estos tiempos, en donde se les resalta principalmente su trato especial con el personal médico.

Muchos de ellos han decidido hacer las 'carreras' gratis, lo que ha generado un sentimiento de agradecimiento colectivo, principalmente evidenciado en las redes sociales.

Esta situación ha servido para que este gremio -que se encontraba muy debilitado por las constantes quejas de los usuarios- dé un mejor servicio y acabe con esa mala imagen de maltratos a sus clientes.

Pelo de Biblia, ajo y otros falsos remedios
Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.