Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Jóvenes de la Guajira en Huelga
RCN RADIO

Los jóvenes que llegaron hace algunos días a Bogotá desde el departamento de La Guajira para continuar con una huelga de hambre en la Plaza de Bolívar de Bogotá, que comenzaron hace hace 23 días, rechazaron la construcción masiva de 60 parques eólicos para la generación de energías limpias.

A propósito de lo que denominan "el día la re existencia" (o el 12 de octubre, que conmemora el 'descubrimiento' de América), aseguran que estos proyectos en La Guajira provocan la invasión de varias multinacionales que adelantaran, poniendo en riesgo la vida y el cambio cultural de los habitantes de la región.  

Lea tambiénMillonaria recompensa por otros implicados en crimen del subteniente Vallejo

Según Beatriz Salas, vocera de los jóvenes de La Guajira, cientos de comunidades desconocen los impactos socioambientales de la transición energética y no se sabe qué implican los acuerdos logrados con estas multinacionales para beneficiar a sus habitantes.  

"El genocidio étnico aún continúa en el territorio. Hasta le fecha han muerto 5.320 niños y niñas y existen 16.000 en estado de desnutrición por falta de agua y comida; en cinco de cada colegios los menores de edad tiene que hacer sus necesidades fisiológicas al aire libre y en el 29% de ellas deben consumir no apta para los humanos", señaló. 

Una de sus mayores luchas es la falta de agua en el territorio, dicen, donde afirman que solo el 15 % de la población rural dispersa donde viven los indígenas y afros tienen acceso al preciado liquido, y el parte urbana el agua no es permanente.  

Por su parte Luis Lobo, quien hace parte de los jóvenes huelguistas de La Guajira, indicó que bajo el principio de esas energías renovables se busque explotar a la comunidad y que los habitantes de la región tienen el derecho de elegir si aceptan o no esos proyectos.  

Lea tambiénCapturados cinco extraditables requeridos por EE.UU. por tráfico de estupefacientes

“En la medida que lo acepten se debe establecer un protocolo que determine las condiciones  de esa compensación para que exista un desarrollo endógeno, sostenible, social y económico real”, afirmó Lobo.  

Estos siete jóvenes afirmaron que ya están adelantando diálogos previos con el gobierno nacional con la acompañamiento de la iglesia, pero dicen que continuarán con la huelga de hambre hasta las últimas consecuencias y lograr acuerdos necesarios para el departamento. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.