Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Indígenas Embera
RCN Radio, Fabián Trujillo

Más de 200 integrantes de la comunidad Embera, quienes llegaron a Bogotá desde hace más de un año, instalaron anoche un campamento en el Parque Nacional, sobre la Carrera Séptima con Calle 39, tras el anuncio de la terminación de las ayudas financieras que les estaban siendo entregadas por parte del Distrito y el Gobierno Nacional.

“Aquí estamos con varias entidades del Distrito para atender a estas familias y garantizar que puedan ser trasladados a un lugar de paso mientras se tramita con la Unidad de Víctimas su proceso de retorno a sus territorios”, dijo el alcalde encargado de Bogotá, Luis Ernesto Gómez.

También lea: Reabierta operación aérea en el Aeropuerto El Dorado tras suspensión por malas condiciones climáticas

Según explicó el funcionario, desde hace más de un año y medio llegaron estas cerca de 700 personas desplazadas desde Chocó y Risaralda, razón por la que en ese lapso se les ha entregado ayudas y subsidios por más de $1.700 millones.

“Lamentablemente la ley, la restricción legal, no le permite ni a la Unidad de Víctimas ni al Distrito continuar con estas transferencias, que son de carácter humanitario y temporal”, indicó Gómez.

Con plásticos negros grandes, lazos y algunas cobijas, estas personas amarraron a los postes y árboles del parque, carpas en donde pasaron la primera noche en ese lugar.

“Ya se acabaron las ayudas para nosotros, entonces no tuvimos más opción que salir a la calle y buscar un lugar para poder estar mientras se soluciona esto, nos preocupa la situación de los niños y ancianos quienes deben estar en estas condiciones”, dijo Eduardo Mondía, uno de los voceros de la comunidad Embera.

Le puede interesar: El drama que viven 120 indígenas embera que duermen en las calles de Bogotá

Estas personas argumentan que se devolverán a sus territorios si les dan garantías dignas y acompañamiento en el proceso, puesto que en otras ocasiones al llegar a las zonas los dejan allí y no les dan lo que les prometen.

Tras un diálogo con el Distrito, parte de los indígenas dejó el parque esta madrugada para ser trasladados a un albergue de manera temporal.

Es importante resaltar que estas 700 personas ahora tendrán que esperar por lo menos tres meses mientras el Gobierno tramita su retorno a Chocó y Risaralda.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.