Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Afectados por las lluvias
RCN Radio, Fabián Trujillo

Una compleja jornada vivió Bogotá en las últimas horas tras una intensa jornada de lluvias acompañadas de granizo, situación que generó ocho inundaciones, varios encharcamientos, la caída de nueve árboles y dañó varios tejados y vidrios en Suba.

Aunque diferentes barrios presentaron afectaciones, sin duda alguna la comunidad que más salió perjudicada fue la Embera, que tiene un campamento en el Parque Nacional en Teusaquillo, en el centro de Bogotá y debido a que sus cambuches son de plástico, la mayoría terminaron inundados.

Lea: El 20 de julio se vistió de blanco con fuerte granizada

“Esto fue muy duro, el granizo rompió muchos de los cambuches, los niños lloraban por el frío, se mojaron las colchonetas y cobijas, además, se nos inundaron varias zonas y tuvimos que amontonar a los pequeños para tratar de combatir la baja temperatura”, explicó María Belén Medina una de las voceras de las comunidades Embera y Nasa.

Pero más allá de los daños, denunciaron su precaria situación por el clima y las condiciones en que se encuentran: “ya tenemos más de 300 niños con afecciones respiratorias como gripa y tos, el frío en la madrugada es muy duro”, agregó la vocera.

Actualmente cinco menores de estas comunidades permanecen en Unidades de Cuidados Intensivos y a esto se suma que varias mujeres que habitan en el campamento tienen bebés recién nacidos.

En cuanto a las demás localidades que presentaron emergencias están Suba, San Cristóbal Sur, Engativá y Kennedy, lugares en donde el granizo formó grandes capas que generaron inundaciones por la intensidad de las lluvias y el desbordamiento del alcantarillado.

Hasta la madrugada el Idiger estuvo entregando ayudas en las zonas más afectadas en donde se requerían tejas, colchonetas y plásticos, uno de esos barrios fue Alaska en Suba.

“Ese aguacero se vino con todo, tuvimos que correr a sacar canecas porque el granizo nos rompió las tejas y se empezó a mojar todo. Los colchones, cobijas, muebles”, dijo una de las habitantes del barrio.

En las calles la situación también era compleja pues se colapsó el sistema de alcantarillado en algunos puntos y se armaron grandes trancones.

“A mi me rompió los vidrios en granizo, cayó muy fuerte, se me inundó el patio y parte del primer piso, fue un susto muy grande porque pensábamos que no iba a parar de caer agua”, indicó otro de los habitantes del barrio.

La zona de la ciudad que presentó mayor caída de granizo fue San Cristóbal Sur, allí en barrios como 20 de Julio, Guacamayas, San Carlos y La Victoria se taparon las calles y parques de blanco como si se tratara de una nevada y se generaron intensas inundaciones en vías principales.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.