Cargando contenido

El senador del Polo Democrático tras advertir que el proyecto se puede convertir en otro 'Reficar', anunció un debate en el Congreso.

Jorge Robledo, Manuel Sarmiento y Celio Nieves
El Senador de la República Jorge Robledo, y los concejales del Polo Democrático Alternativo Manuel Sarmiento y Celio Nieves en rueda de prensa sobre las irregularidades en la licitación del metro de Bogotá.
Juan Manuel Vargas

El senador del Polo Democrático Alternativo, Jorge Enrique Robledo, denunció irregularidades en la licitación del metro de Bogotá, entre ellas, la falta de estudios de factibilidad y dijo que ante la la "gravedad de los hechos" citará a un debate de control político en el Senado de la República.  

El congresista aclaró que esa bancada no está en contra el metro, siempre y cuando esté proyecto acorde con las necesidades de los bogotanos, y no se vuelva otro foco de corrupción como Reficar debido a las billonarias cifras que maneja el contrato.

Se va a abrir la licitación sin cumplirse los requisitos de las leyes colombianas, el doctor Juan Manuel Santos antes de irse quiere aparecer como el hombre del metro y a Peñalosa todas las politiquerías le sirven”, afirmó Robledo.

El senador manifestó que la licitación del metro va mucho más allá de un "acto de politiquería".

“No es solo un acto de politiquería, una obra pública cualquiera que sea, sin estudios previos, es una decisión que inexorablemente conduce a la corrupción. Esto como va es la base de lo que pasó en Reficar, no había estudios suficientes”, insistió.

Robledo también expresó que el proyecto presentado por la alcaldía de Bogotá no cumple con la legislación nacional. “Están violando la ley colombiana, pero claro como son astutos y vivarachos, en algún momento a las escondidas y contra el país, aprobaron una norma que dice que esto se puede hacer con las leyes de BID (Banco Interamericano de Desarrollo)”, recalcó.

Según el congresista, el BID no es un ente confiable que dé garantías al país.

Es una organización de banqueros extranjeros que son de los más corruptos del mundo, y la obra está diseñada para ellos, la idea de juntar al constructor con el operador es para aumentar la escala del negocio, y que sea más fácil dársela a los extranjeros”, agregó.

Robledo aseguró que dicho proceso licitatorio garantiza el "secretismo y el ocultamiento", y que además está siendo cubierto por casi todos los sectores políticos del país.

“Ante esta gravedad, yo anuncio debate en el Senado sobre esto, puede que se roben toda la plata del mundo, pero habrá notarios, y quien señale con el dedo acusador lo que está pasando, alguien que les diga que no van a poder destruir a Colombia en medio de la alcahuetería”, expresó el Senador.

Robledo manifestó que esta licitación es una razón adicional para que el Polo Democrático se declare en oposición al gobierno de Iván Duque. Al respecto, recordó que el nuevo presidente trabajó por cerca de diez años con el Banco Interamericano de Desarrollo.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido