Cargando contenido

Un grupo de ciudadanos que viven en el occidente de la ciudad anunciaron que volverán a protestar.

Velatón contra la tala de árboles en Bogotá
Velatón contra la tala de árboles en Bogotá - RCN Radio
RCN Radio

Decenas de habitantes del occidente de Bogotá realizaron este sábado una velatón en el separador de la calle 53 con carrera 60, para rechazar la intención del Distrito de talar 462 árboles en los barrios La Esmeralda, Pablo VI, Rafael Núñez, Salitre el Greco y Nicolás de Federmán. 

A la jornada acudieron niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad, quienes con pancartas y arengas exigieron  a la Administración Distrital que se detenga la tala indiscriminada de árboles en la ciudad.

De acuerdo con los voceros, la protesta se derivó de la intención de la Alcaldía de instalar un tubo de la empresa de Acueducto, en esa pequeña reserva, para poder atender la demanda de agua potable en todo el sector. 

Le puede interesar: Manifestaciones por tala de árboles en la antigua fábrica de Bavaria

Liliana Castañeda, de 29 años y una de las líderes de la velatón, precisó que "esto ha tenido un problema enorme de democracia porque el acueducto convocó a la comunidad de los barrios a una reunión informativa de que ya la obra está iniciando, por eso vemos detrás del Parque Simón Bolívar una polisombra, porque la obra ya inició"

Castañeda agregó que "encontramos que la tala se quiere hacer mediante la resolución N° 4223 de 2018, de permiso silvicultural de la Secretaría Ambiente que dice que se autoriza al Acueducto para talar 462 árboles que son nuestro patrimonio".

El llamado de la comunidad

Otra de las voceras de la jornada, Ada Carolina Neira, argumentó que "están hablando de una sustitución y no va a haber nada de eso... como en todos los barrios de Bogotá estamos con nuestros hijos, con nuestra familia, vivimos aquí hace más de 35 años y para nosotros es una tristeza infinita que talen los árboles".  

Por su parte, Jairo Gutierrez quien reside hace 15 años en el barrio Pablo VI, precisó que una tala en la Avenida 63 "afectaría de manera sensible el sector en el que residimos, además que hemos tenido como respuesta una negación a nuestras pretensiones a que no los destruyan". 

Por su parte, Alejandra Salazar de 17 años, señaló que es indignante no poder contar con la zona verde que ha visto durante toda su vida y agregó que  "me parece terrible que quieran dejar a los abuelos, los niños y todos los que necesitamos de los árboles para respirar. El mismo alcalde nos alerta y nos abre los ojos haciendo hasta pico y placa ambiental, pero por debajo de la mesa está queriendo talar árboles que es lo que nos da vida al barrio". 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido