Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Esclerosis múltiple
Imagen Referencial de uso libre- Pixabay

Una estudiante universitaria, en Bogotá, enfrenta hace cerca de ocho meses una lucha incansable para que su EPS le inicie un tratamiento con el que se pueda controlar la esclerosis múltiple que le fue detectada desde marzo de este año y la cual, según denuncia, ha sido tratada solo con medicamentos para el dolor y pacientes depresivos.

Se trata de Luisa Patricia Rodríguez, de 21 años, quien en febrero de este año acudió a la Clínica Infantil, de la EPS Famisanar, luego de que un fuerte dolor de cabeza la despertara y al levantarse se percatara de que no tenía visión por su ojo izquierdo

Lea aquí: Sicario con camarógrafo: grabó su propio crimen en la localidad de Kennedy

En la clínica fue canalizada y medicada para el dolor de cabeza ya que, asegura, “sentía que algo se me desgarraba”; sin embargo, allí no hubo más atención frente a qué estaría generando el incontrolable dolor y de paso las razones de la pérdida de visión en uno de sus ojos, “me dicen que no tenían la persona especializada y me trasladaron a la Clínica Roma, pero allá también me dijeron que no contaban con los profesionales para este tema, por lo que fui trasladada a la Clínica de Occidente donde por fin me realizan un 'tac' que me dicen que no arrojó nada”. 

En diálogo con LA FM, la joven cuenta que permaneció hospitalizada dos días en la Clínica de Occidente donde fue tratada con medicamento para el dolor de cabeza y que al darle de alta le recetaron otros dos medicamentos “uno a base de café y unas pastas que me dijeron que esa para el dolor de cabeza; sin embargo yo me puse a buscar en qué consistían y encontré que son medicamentos para personas diagnosticadas con depresión, por esa razón los medicamentos me mantenían como dopada porque daban mucho sueño y me debilitaban y lo peor es que, aun así, no me quitaban el dolor que cada vez era peor.

Esto, según denuncia Luisa Rodríguez, empeoró su salud ya que, de unos meses para acá, ha comenzado a presentar dificultad para retener información en su memoria, pues como lo asegura su misma familia, la joven ha comenzado a olvidar cosas.

Lea además: Manifestación pacífica, en riesgo por rebrote, politiquería y mano criminal: Gobierno

Ante la insistencia de Luisa con su EPS Famisanar, logra que le ordenen una resonancia que le hicieron en el Laboratorio clínico COLCAN pero, desafortunada e inexplicablemente, “el laboratorio perdió los resultados de mi examen”. Su estado comenzó a empeorar ya que además de la afectación a su visión, a su memoria y los fuertes dolores de cabeza, la joven comenzó a ver limitada la movilidad en sus piernas ya que cuenta que por momentos se le duermen.

Buscando algún diagnóstico que no encontró con su EPS recurrió a una neuróloga quien tras examinarla le indicó que es casi 100% probable que padezca de esclerosis múltiple y que el tratamiento debe ser autorizado por Famisanar para poder ponerlo en marcha y evitar mayores consecuencias.

Pero esta joven estudiante no ha logrado iniciar tratamiento debido a que Famisanar aún no autoriza el proceso pese a que ya hay a su favor la respuesta a un derecho de petición que radicaron ante la Superintendencia de Salud.

Es por eso que Luisa hace un llamado a la EPS Famisanar para que atienda su caso y autorice el tratamiento que puede evitar que su salud empeore en esta lucha contrareloj que lleva cerca de ocho meses sin respuesta

Fuente

LA FM

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.