Foto RCN Radio

En delicado estado de salud se encuentra una joven estudiante universitaria que fue brutalmente atacada en las últimas horas en Bogotá por un hombre -aparentemente su ex novio-, quien le propinó varias heridas con un arma blanca en su tórax, cuello y rostro.

Familiares de la joven, de 26 años e identificada como Paola Andrea Noreña, denunciaron que ella fue agredida por el hombre a la salida de su sitio de trabajo.

El agresor (quien sería su ex novio, según familiares) la golpeó y la hirió con un arma blanca en su cuello y en su cara, cuando se encontró con esta persona, según la denuncia.

Una familiar de la mujer herida aseguró que este hombre le causó dos heridas "una a nivel del cuello, hasta la nuca y otra desde la terminación de la ceja hasta la parte trasera de la cabeza".

Por su parte, el teniente coronel Alexander Aguilar, oficial de inspección de la Policía Metropolitana de Bogotá aseguró que "por cámaras de video y testimonios de las personas se está realizando la respectiva investigación".

Familiares y allegados de la mujer agredida dijeron que hoy harán un plantón al frente de los juzgados de Paloquemao, hacía las 3 de la tarde, exigiendo justicia en este caso.

Familiares y amigos piden justicia

Familiares y amigos de Paola Ramírez se apostaron en un plantón frente a los juzgados de Paloquemao en Bogotá y protestaron contra quien atacó a la joven de 26 años frente a la Universidad Minuto de Dios.

María Noreña, madre de la joven, indicó que su hija "se recupera satisfactoriamente en la Clínica Partenón de una herida con cuchillo a la altura del cuello, y que está viva de milagro gracias a la ayuda de un taxista que pasaba por el lugar luego del ataque".

[gallery ids="336767,336768,336769"]

En igual sentido, Daniela Ramírez, hermana de Paola, afirmó que "la Fiscalía de Engativá no quería recibir la denuncia por el ataque contra su hermana, al igual que la Policía se negaba a iniciar las investigaciones preliminares del caso, por lo cual piden más atención de las autoridades sobre este caso".

Tanto los familiares como los amigos de Paola afirmaron desconocer si el ataque obedece a motivos pasionales y descartan un intento de robo, por lo que pidieron a la Fiscalía realizar las investigaciones correspondientes.