Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Sociedad Teleférico a Monserrate S.A
Cortesía: Prensa Superintendencia de Transporte

RCN Radio realizó un recorrido por varios de los más emblemáticos lugares de peregrinación en Bogotá, durante la segunda Semana Santa que enfrenta el país en medio de la pandemia de Covid-19.

En el barrio 20 de Julio, la Iglesia del Divino Niño estuvo cerrada y tampoco hubo actividades presenciales en la plazoleta adyascente, luego de que durante el fin de semana pasado se presentaran peligrosas concentraciones de personas.

Allí, las altas expectativas de vendedores de artículos religiosos, que tuvieron un domingo de ramos productivo, cayeron considerablemente.

Actualidad: Fredy Guarín dice que fue agredido por la Policía en su traslado al centro médico

Margoth, una de las vendedoras en la calle, aseguró que "pudo haberse hecho mejor, con buena organización, porque el domingo pasado pusieron en riesgo a la gente por no pensar en la salida y entrada de la gente, pero este espacio es muy alto".

Esta mujer, que lleva en el negocio mucho tiempo lamentó que "yo llevo 40 años trabajando aquí y nunca había visto esta iglesia tan sola. Incluso el año pasado había más gente, al menos en la puerta".

Advirtió que este Jueves Santo había vendido solo un 10% de los productos que esperaba comercializar.

Le puede interesar: Flip expresó preocupación por periodistas de NTN24 desaparecidos en Venezuela

En el Santuario de Monserrate, en el centro de Bogotá, las autoridades decidieron cerrar preventivamente el sendero peatonal, el cual es el canal más grande de feligreses hacia la Iglesia del Señor Caído, ubicada en la cima de la montaña.

Aunque permitieron el ascenso de personas a través de funicular y teleférico, las autoridades monitorearon que no se superara el aforo máximo de personal en el sitio y también en el pie de la montaña donde se ubican vendedores de alimentos tradicionales de la zona.

María, una de las comerciantes afectadas, es consciente de la necesidad del cuidado para evitar  una tasa de contagio alta del Covid, sin embargo recordó que éste es el segundo año consecutivo en el que viven una situación similar.

Fútbol: Técnico de Galatasaray se opondría a que Falcao deje el equipo

Advirtió que "si, uno sabe que por la pandemia, por la situación y por todo debemos cuidarnos. Sabemos que las administraciones lo hacen por cuidarnos y que no nos pase nada, pero vea, si no sube nadie, nos cuidan de la pandemia y nos morimos de hambre".

También visitamos el cerro de Guadalupe, en la vía que comunica a Bogotá con Fómeque. En el lugar no había mayores restricciones a los visitantes a la pequeña capilla de la zona. Sin embargo, los vendedores de la zona comercial y de la plazoleta de comidas típicas resintieron nuevamente su economía, por la disminución en las visitas, en comparación con 2019.

"Este año ha disminuido con relación a años anteriores, pero poco a poco confiamos en que veamos las mejorías", dijo una comerciante de la montaña.

Este Viernes continuarán las restricciones, tanto en el sendero peatonal a Monserrate, como en la Iglesia del 20 de Julio, en el sur de la ciudad.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.