Cargando contenido

El hombre fue judicializado por haber usado una granada de fragmentación durante la marcha estudiantil de ese día.

En disturbios terminaron las movilizaciones de estudiantes universitarios.
En disturbios terminaron las movilizaciones de estudiantes universitarios.
AFP

El juez 23 penal municipal con función de control de garantías de Bogotá, impuso medida de aseguramiento con detención preventiva de la libertad en establecimiento carcelario contra Stalin Jesús Herreño López.

Lea ademásDefensa de Uribe le pide a la Corte abstenerse de emitir medida de aseguramiento

Este joven, según la investigación de la Fiscalía, habría lanzado una granada de fragmentación durante la marcha de los estudiantes realizada el pasado 31 de octubre en Bogotá.

Según la funcionaria judicial, existe injerencia razonable para considerar que el capturado representa un peligro para la sociedad, por haber utilizado este tipo de artefactos explosivos en medio de una manifestación estudiantil en la que participaban mujeres, adultos e incluso niños.

La Fiscalía argumentó que los hechos ocurrieron el pasado jueves 31 de octubre, en la carrera 16 A con calle 78 del norte de la ciudad cuando, en medio de la marcha estudiantil, se escuchó un fuerte estruendo que generó consternación entre quienes se encontraban en la zona. Varias personas identificaron de inmediato a Herreño López como el hombre que había lanzado segundos antes el artefacto que explotó.

Investigadores de la Sijin de la Policía que se encontraban en cercanías al monumento de Los Héroes, fueron alertados por los gritos de los testigos que pedían con insistencia que capturaran al hombre que corría afanosamente, tras supuestamente haber lanzado la granada.

La Fiscal también argumentó que el sujeto, segundos después de la detonación, se quitó los guantes con los que habría accionado el artefacto explosivo y los dejó debajo de un árbol.

Varias personas que fueron testigos de lo ocurrido lo alcanzaron antes de llegar la Policía y lo golpearon, por lo que los uniformados tuvieron que retirarlo para salvaguardar su vida.

Lea tambiénEn Congreso piden revocar resolución de caza y comercio de aletas de tiburón

La Fiscalía le imputó los delitos de terrorismo agravado y porte ilegal de armas de fuego y municiones de uso privativo de las fuerzas armadas. El detenido, de origen colombo-venezolano, no aceptó los cargos; el juez lo envió a la cárcel La Modelo de Bogotá.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido