Cargando contenido

Los pequeños sufren de falta de atención médica, mala alimentación y hacinamiento.

Cárcel El Buen Pastor
Cárcel El Buen Pastor
Colprensa

El sistema carcelario en Bogotá ha sido objeto de críticas por las malas condiciones en que viven los reclusos debido al hacinamiento en los centros de reclusión. Entre los principales afectados se encuentran los niños de entre 0 y 3 años que deben vivir en la cárcel El Buen Pastor, exclusiva para mujeres.

Por este motivo se adelanta la campaña 'Primera infancia y maternidad más allá de las rejas', liderada por 15 concejales del Bogotá, entre hombres y mujeres, con la que se busca mejorar las condiciones de vida de los niños.

Lea también: Inpec: Colombia arranca el 2018 con un hacinamiento carcelario del 45.6%

La iniciativa se originó luego de la presentación de un informe en el Concejo de Bogotá llevado a cabo por la cabildante Olga Victoria Rubio, que reveló que en este centro penitenciario viven 22 menores, de los cuales trece son niñas y nueve niños. A esto se suman 15 prisioneras en estado de embarazo, 14 portadoras de VIH y 17 con sífilis.

Según la denuncia, los hijos de las reclusas nacen y crecen prisión mientras sus madres cumplen su condena. Para ello, viven en celdas de dos metros de largo y dos de ancho, por lo general en grave deterioro y con humedad, que comparten con otra mujer, lo que significa un riesgo para la salud de los pequeños.

A esto se suma la poca presencia de profesionales de la salud, a pesar de que se trata de población vulnerable. Según reclusas, psicólogos, auxiliares y jefe de enfermería no se han vuelto a presentar hace dos meses, al igual que sucede con ginecólogos, pediatras y enfermeras. También se evidenció que hay pocos productos de aseo básicos como toallas higiénicas y papel higiénico.

Actualmente, en El Buen Pastor funciona un jardín infantil que, expresan las prisioneras, no ofrece suficientes raciones alimenticias con el valor nutricional necesario para el correcto desarrollo físico y mental de los niños

Lea también: ¿Por qué dejan en libertad a los ladrones de TransMilenio?

El caso de las mujeres gestantes también es preocupante. Durante la investigación se evidenció que la cárcel cuenta con equipo de ecografía antiguo y no hay profesionales idóneos para el seguimiento del embarazo.

Según la concejal, de esto se vio perjudicada la interna Juana Durán, quien por falta de ecografías previas no sabía que esperaba gemelos y en el momento del parto tuvo que escoger con cuál de los dos hijos se quedaba en el penal, dada la reglamentación vigente que permite solo un menor por cada persona.

El 21 de septiembre se anunció una visita oficial a El Buen Pastor en la que estarán presente los concejales y miembros del Distrito, y se hará un seguimiento de cerca a la situación de las prisioneras y se espera tomar medidas correctivas para mejorar la vida de los niños y las madres que viven en esta prisión.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido